Lunes, 20 de enero de 2014

Los socios exigen, de forma unánime, que el actual consejo 'se vaya del Racing'

«Que se vayan ya». El deseo es prácticamente unánime. Los socios y aficionados del Racing llevan meses mostrando su indignación con el actual consejo de administración del club que preside Ángel Lavín. Y más: culpan al mandatario de muchos de los males, defienden a los jugadores y algunos apuntan que la entidad sigue siendo dirigida, desde la sombra, por el anterior presidente Francisco Pernía.

Las reflexiones anteriores no sorprenden a nadie. Constituyen la ratificación de un posicionamiento generalizado en el que han llegado a coincidir no solo los aficionados, sino partidos políticos, instituciones, colectivos... Que pocos son los que defienden a los actuales dirigentes de un club endeudado, en riesgo de liquidación y enmarañado judicialmente en varios procesos sin fin, no es nuevo. Como tampoco lo es el clima de indignación que por desgracia derivó en los graves incidentes durante el partido copero frente al Almería, con agresiones incluidas, condenadas de forma generalizada. Unos incidentes a los que Ángel Lavín respondió con un «eso no es el racinguismo», a lo que aficionados y peñas replicaron reclamando de nuevo que deje la presidencia del club.

Ese 'fuenteovejuna' contra el actual consejo tiene nombres y apellidos. Porque individualmente ¿qué opinan los socios del Racing? Una consulta popular que EL DIARIO MONTAÑÉS ha abierto a decenas de aficionados con carné, socios del equipo cántabro 'aunque llueva o sople el Sur'. Una muestra abierta a los socios, los «verdaderos racinguistas», muchos de ellos «con carné de toda la vida».

El periódico les planteó tres interrogantes: ¿qué opinión le merece el actual consejo que preside Ángel Lavín?, ¿qué propuesta propone para el futuro del club?, ¿estaría dispuesto a poner dinero para sacar a flote a la entidad? Tres preguntas con respuestas uno a uno, con nombre, apellidos y carné de socio. Una muestra representativa que alcanza a centenares de consultados, aunque no se puedan atribuir porcentajes de representatividad al sondeo ya que a fecha de hoy se ignora qué numero real de socios tiene la entidad, aunque el club habla de 4.000.

El propósito de este goteo de reflexiones promovido por EL DIARIO busca conocer la opinión de aquellos que año tras año demuestran con su carné y sus ilusiones que sienten los colores racinguistas. Y esta vez revelan sus sentimientos y sus ideas aportando su rostro a las palabras. Y prácticamente hay unanimidad: los actuales dirigentes deben irse, es preciso que otras personas tomen el mando del club (sin políticos en la cercanía) y todos estarían dispuestos a poner dinero para salvar al Racing; eso sí, cada uno en la medida de sus posibilidades y siempre que en el proceso, incluso con una hipotética ampliación de capital, haya luz y taquígrafos y no esté supervisado por nadie de los actuales ni anteriores dirigentes de la entidad. En el trasfondo de muchas de las contestaciones se aprecia desesperanza, indignación y el temor a que, de seguir la actual situación, el Racing pueda llegar a desaparecer.

Y todo ello envuelto en un momento singular, donde se mezclan alegrías deportivas y penas institucionales, una doble realidad que hace crecer la rabia y la indignación. El equipo atraviesa un gran momento deportivo y ha logrado una perfecta comunión con los aficionados, que consideran que los jugadores y el entrenador demuestran con su entrega que siente los colores... Pero no cobran sus sueldos y las promesas de pago se incumplen sistemáticamente. En el debe, los gestores de la entidad descolocan a los socios cambiándoles de grada, tratan de fiscalizar el acceso al campo, demonizan a los que les critican, y brotan los incidentes.

En ese tortuoso camino, el enredo judicial sigue sin resolverse. La pugna por la titularidad de las acciones entre Alí y Montalvo -ganada inicialmente por el segundo- subsiste a la espera de la resolución de los recursos. Mientras, el empresario indio sigue siendo lo que era, un espectro, ficción, y el sistema garantista sigue concediendo plazos a su defensa, pese a estar declarado en rebeldía en el procedimiento judicial. Además, la última resolución del Juzgado echó por tierra la esperanza de muchos aficionados de que se nombrara un administrador judicial que expulsara de la dirección del club al actual consejo. Todo ello en el año del Centenario y en Segunda B.

Dada la relevancia social y económica del Racing -trasciende de lo meramente deportivo y está cargado de suma de sentimientos- EL DIARIO MONTAÑÉS inicia hoy la publicación de esta consulta entre los socios. Y lo hace con un despliegue editorial inusual, incorporando esas opiniones a lo largo de varias secciones del periódico, en una demostración editorial de que el Racing, se sea o no aficionado al fútbol, deja a pocos indiferentes. Una fórmula que elimina intermediarios y elude interpretaciones: quienes hablan son los socios reales de la entidad racinguista, los fieles que resisten contra viento y marea. ¿Qué opina el racinguismo? Quienes responden, dan la cara: nombre, apellidos y número de carné de socio.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 20:14 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario