Domingo, 19 de enero de 2014

Un partido trampa

El Guijuelo es un lobo con piel de cordero. No es de fiar. El rebaño verdiblanco corre el riesgo de distraerse tras la última machada copera frente al Almería. Paco Fernández se ha esforzado, en los pocos días que ha tenido para preparar el encuentro liguero de hoy, para que sus jugadores no se despisten. Tras dejar en el camino al Sevilla no lo hicieron y, por eso, confía en que este mediodía suceda lo mismo. El problema es que apenas hay tiempo para cambiar el chip y una victoria ante el conjunto salmantino consolidaría aún más el liderato y distanciaría a los charros hasta los cinco puntos más el gol 'average'.

El Racing ha saltado a la palestra mediática nacional por haberse convertido en el verdugo de Sevilla y Almería, con el agravante de que ni los jugadores, ni el cuerpo técnico, ni los empleados están cobrando sus salarios. Han sido días intensos para los futbolistas. Muchas llamadas de teléfono e infinidad de apariciones públicas. Y el elogio, en ocasiones, puede debilitar. Una vez más, el aspecto psicológico es una de las facetas que más ha trabajado el entrenador. Nadie va a descubrir a estas alturas el nivel futbolístico del rival de hoy. El Guijuelo ha pasado de revelación a realidad. Es uno de los equipos que mejor fútbol juega de toda la categoría. Pero eso ya lo tiene controlado el míster verdiblanco. Lo otro, la resaca copera, es algo que está en la mente de cada uno de sus jugadores.

El hecho de que el torneo del 'ko' no pare durante todo el mes de enero no ayuda. El Racing afronta una nueva semana en la que deberá disputar tres encuentros. El enfrentamiento, en Anoeta, frente a la Real Sociedad tampoco puede ser una distracción. Aquí, el tópico futbolístico de «vamos a ir partido a partido» tiene que ser una obligación. Aunque apenas hay motivos para desconfiar. Si algo ha demostrado esta plantilla es entrega, esfuerzo y dedicación. Si en otras ocasiones lo han conseguido, por qué esta vez no.

Lo que tiene claro su entrenador es que, para enfocar los tres encuentros, las rotaciones son obligatorias y mucho más en una plantilla tan corta de efectivos. Hoy introducirá alguna novedad con respecto al partido copero del pasado martes. Francis y Soria regresan recuperados a la convocatoria, en la que ha citado a 18 jugadores, así que deberá hacer un par de descartes. Ander y Ayina se han quedado fuera por lesión.

El Guijuelo se caracteriza por hacerse dueño del balón y del juego, y eso al Racing no le viene mal. Habitualmente, los verdiblancos están cómodos cediendo la posesión del esférico y esperando a los contraataques. Por esto, Soria y Granero serán la pareja de centrocampistas. Dos centrales que juegan en la medular. También en la defensa habrá rotaciones. Juanpe y Oriol serán los centrales y Orfila e Iñaki se repartirán los laterales.

Para coger a contrapié a los salmantinos, Paco Fernández buscará la velocidad de Durán y Saúl en las bandas. Miguélez, una vez más, será el encargado de aportar algo de magia y conectar algún que otro pase imposible con la delantera. La única duda es quién saldrá de inicio en la punta. Mariano vive su mejor momento desde que comenzó la temporada. Ante el Almería dio un recital de recursos y pases, además de su ración habitual de entrega, lucha y sacrificio. Por contra, si Paco apuesta por Koné, sabe que su velocidad, desborde e improvisación podrían ser letales. Una combinación de ambos tampoco sería mala. El martes pasado se pudo comprobar que la mezcla Mariano de inicio y Koné como revulsivo resultó dinamita pura.

El Guijuelo llega a El Sardinero fiel a su estilo. Siempre juega igual. Le gusta tener el control del partido y la posesión de la pelota. No saben jugar de otra manera. Robársela y neutralizar su mejor arma, podría ser uno de los recursos que Paco Fernández ha preparado para echar al traste la trayectoria del equipo revelación del campeonato liguero.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 0:41 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario