Domingo, 19 de enero de 2014

Los jugadores se indignan con Leticia Vila porque insinúa que sí han cobrado

Las redes sociales donde habitualmente se mueve el racinguismo echan humo. Lo que prendió la mecha fue un comentario de la abogada Leticia Vila, acompañante habitual del presidente Ángel Lavín en los palcos en representación del Racing, en el que felicitaba a los jugadores por la eliminación del Almería y el pase a cuartos de final de la Copa del Rey. «¡Olé mis niños, ya en cuartos, sois los mejores, aupa Racing», escribió en un mensaje que adornó con varios ‘emoticonos’ (dibujos) en forma de biceps y corazones verdes.

Además, insinuó en un comentario posterior que los futbolistas sí estaban recibiendo sus salarios. Esto fue lo que irritó a la plantilla, que contestó en cascada a la letrada pejina.

«Bravísimo por ellos. Encima sin cobrar... Tienen mucho mérito», contestó un amigo en el perfil de Vila. «Esa no es toda la verdad. Cuando quieras te la cuento», le respondió ella. Precisamente, ésta afirmación fue lo que sacó de sus casillas a sus futbolistas. El primero en contestar fue Oriol. Uno de los futbolistas más veteranos de la plantilla desmintió la aseveración de la acompañante de Lavín. «La verdad ya la sabeis vosotros», dijo Oriol a sus seguidores en Facebook.«Y eso de sus niños, NADA DE NADA», recalcó en letras mayúsculas. Una opinión que respaldó y aplaudió Mario Fernández, el guardameta y capitán del equipo: «Grande Ori, todos pensamos lo mismo».

Los comentarios de los aficionados se entremezclaron con los de los futbolistas, que se fueron explayando en sus reflexiones. «Suficiente estamos callando. Que se dejen de decir tonterías por favor», rogó Andreu, el centrocapista catalán. Pero, de todos, el más expresivo fue David Miguélez. «Lo de ‘mi niño’ me lo decía mi madre, no personas con las que nunca he cruzado una palabra. ¿La verdad? En nuestras familias y amigos nos dejamos la cara... Considero amigos a los que estamos en el vestuario», escribió.

Reunión de trabajadores

La situación en el Racing es prácticamente insostenible y, a pesar de que su intención era permanecer en un segundo plano, los futbolistas se han hartado. Algo parecido a lo que les sucede al resto de los trabajadores de la entidad. Si los jugadores no han recibido las tres últimas nóminas, el resto de empleados arrastran cinco mensualidades sin recibir sus salarios. La situación, en algunos de los casos es límite. Por esta razón, ayer se reunieron para debatir de ello y asesorarse para ver qué podían hacer al respecto.

En este capítulo se encuentran los médicos, utilleros, personal de las taquillas... Por su parte, a Paco Fernández y a sus ayudantes, Ángel Lavín les adeuda también cuatro mensualidades.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 0:13 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario