Viernes, 17 de enero de 2014

'La afición del Racing está quemada y con ganas de que esto cambie'

Es imposible pedir más a un vestuario de fútbol por menos. Mientras España alaba las gestas del Racing de Santander en la Copa, Rubén Durán, uno de los artífices del milagro, comparte la otra realidad: "O se solucionan los impagos o la gente comenzará a pelear parar marcharse".

La profesionalidad de los jugadores del club santanderino está siendo ejemplar. Más allá del escaparate y las gestas de la Copa del Rey, el talentoso centrocampista gallego mira por el bien de la institución: "Le doy prioridad a la Liga. La salvación del Racing pasa por el ascenso y, de conseguirlo, redondearíamos un año perfecto en lo deportivo".

Las dudas conviven a diario con una plantilla que se deja el alma por un escudo. Pero todo tiene un límite. "Dos compañeros tuvieron que abandonar el equipo por la situación extradeportiva y no se descarta que alguno más tenga que marcharse. Hay jugadores que tenemos ofertas para poder salir y la situación del club no es la ideal para afrontar con la tranquilidad necesaria los gastos de una familia y de una hipoteca", argumenta.

Promesas incumplidas
Rubén Durán comparte las noticias que llegan al vestuario: "No son muy esperanzadoras. El presidente está convencido de que esto se va a arreglar, pero no sé cuántas promesas incumplidas van en cuanto a las nóminas. Es difícil confiar. La otra fuente, que es más fiable, dice que esto pinta muy mal de aquí a junio y que poco va a cambiar la situación respecto a los ingresos".

El objetivo del gallego siempre ha sido "jugar con el Racing en Segunda", pero la coyuntura se lo pone complicado. "El mercado se está moviendo ahora y no descarto nada. Lo ideal sería que no tuviese que buscar nada y el año que viene seguir en Santander en Segunda", manifiesta.

La afición, a muerte con el equipo
La afición del Racing vive "con bastante tensión" la situación límite del club. "Es una gran afición, está con el equipo a muerte y nos da mucha fuerza. En el aspecto extradeportivo, está quemada y con ganas de que esto cambie", reconoce antes de concluir: "Si se consiguiese estabilizar todo, con el equipo y la afición que tenemos, habría muchas posibilidades de quedar campeones de grupo".

Es la otra cara de la moneda racinguista. Una plantilla y una afición que sufren una inestabilidad institucional que se prolonga hasta la extenuación, mientras superan en paralelo cualquier obstáculo en el campo de batalla. Pase lo que pase, el espíritu cántabro siempre está presente: "¿El sueño de la Copa? Competiremos bien. Ojalá podamos pasar y jugar contra el Barça, si cumple los pronósticos, en semifinales".

Fuente: Marca


Publicado por Castro2 @ 17:15 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario