Jueves, 16 de enero de 2014

Las Peñas denuncia el 'desquiciamiento' del Consejo al impedir hacer socios en el fondo Norte

La Asociación de Peñas Racinguistas (APR) ha denunciado que durante las últimas semanas se está impidiendo al aficionado hacerse abonado o sacar entradas en las dos localidades situadas en la parte norte de El Sardinero: la Preferencia y la Tribuna. "Precisamente en estos días, que está creciendo la demanda de asistencia al estadio para homenajear a la plantilla por su extraordinario compromiso, se está poniendo de manifiesto, más gravemente, la situación", aseguran.

La APR recuerda que representantes de las Peñas confederadas en 'La Gradona' fueron requeridas a una reunión con el Presidente del Consejo y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado el pasado 3 de enero, "en la que el señor Lavín adujo la existencia de un informe federativo a raíz de lo acontecido al finalizar el encuentro del Coruxo para cerrar exclusivamente Preferencia Norte en el partido del Marino de Luanco. La APR comprobó la falsedad del argumento en instancias federativas y se dirigió a la Delegación de Gobierno para denunciar la inexistencia del informe utilizado de excusa y la inoportunidad y desmedido de la medida, pues no ayudaba en nada, más bien lo contrario, a serenar la situación general de crispación, incumpliendo además la legislación vigente".

El Consejo, "lejos de amilanarse, complicó más las cosas en la ida de octavos de Copa frente al Almería, en la que ya impidió la venta de entradas no sólo a la Preferencia, sino a la Tribuna Norte". A todos estos argumentos, se añade lo que las Peñas consideran un "gesto provocativo", como fue "la anotación en una lista de los aficionados que accedían a la Tribuna, lo que motivó una atinada intervención policial que impidió un altercado de orden público y que los aficionados de Preferencia Norte pudieran ocupar, finalmente, sus localidades".

Ahora, "lejos de reconsiderar en su decisión, acentúan la misma". Para el colectivo, "en el ambiente enrarecido que se vive", esta actitud "absolutamente desquiciada" no invita a serenar los ánimos. Creen que el Consejo "no es capaz de manejar la situación y que solo la buena voluntad de los aficionados y fuerzas de orden público está evitando que los ánimos se enconen más aún". Por todo ello, "en el ánimo de tranquilizar una atmósfera difícilmente respirable", la APR reclama que, "en atención a la legalidad y al sentido común", se habilite el acceso a la Preferencia Norte y se vuelvan a vender carnets y entradas, tanto para esa localidad como para la Tribuna.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 19:48 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario