Lunes, 30 de diciembre de 2013

Ángel Lavín reconoce que tendrá que vender jugadores para poder pagar las nóminas

La puerta de salida del Racing se ha abierto. Y no porque algunos jugadores quieran marcharse por los impagos reiterados de sus nóminas y la falta de confianza en las promesas del presidente, sino porque Ángel Lavín se ha visto obligado a reconocer que tendrá que vender a jugadores para poder hacer frente al pago de los salarios de la plantilla, el cuerpo técnico y el resto de empleados del club. «Nos desprenderemos de lo menos posible, únicamente lo justo para pagar, pero sí, hay que vender», reconoció el presidente del Racing a EL DIARIO MONTAÑÉS.

¿Sus nombres?: «especialmente los jóvenes», respondió Lavín, que reconoció negociaciones con varios equipos para vender a Dani Sotres y no descartó otras posibles salidas. Las de Saúl, el juvenil David Concha e incluso Mamadou Koné, pese a que el pasado lunes no barajaba esta opción que debilitaría de forma notable el potencial del equipo dirigido por Paco Fernández.

Hasta ahora, el responsable del Consejo de Administración había descartado la venta de jugadores porque la supervivencia del Racing pasa ineludiblemente por ascender esta temporada a Segunda División y no quería debilitar al equipo. Pero la absoluta falta de ingresos, le ha obligado a cambiar de opinión. El pasado viernes, en la reunión con los futbolistas y cuerpo técnico en La Albericia, les dijo que les pagaría «con la venta de Sotres». Y es que el portero internacional con las selecciones españolas sub 20 y sub 21 es una de las piezas más codiciadas de la plantilla del Racing. En verano se frustró su salida por las altas pretensiones del club –estuvo cerca del Sporting– y en el mercado de invierno es obligada su salida.

Sotres, el primero

El Recreativo de Huelva, situado en la tercera plaza de Segunda División, ya se ha dirigido de forma oficial al Racing para interesarse por la situación del guardameta cántabro. El fichaje podría costar en torno a 500.000 euros, una cantidad que podría estar dispuesto a asumir el decano del fútbol español ya que pretende realizar una ampliación de capital en próximas fechas porque considera que la oportunidad para ascender a Primera es esta temporada más posible que nunca.

El Racing debe en la actualidad cerca de 300.000 euros a los jugadores y 150.000 al cuerpo técnico, por lo que si consigue traspasar a Sotres por medio millón de euros sanearía en principio este concepto, aunque el embargo preventivo de Hacienda pone en cuestión la cantidad de dinero que quedaría líquido al club para pagar las nóminas. La presencia de Mario hace además que la salida de Sotres haga menos daño al equipo que la de otros jugadores insustituibles en otros puestos.

Ángel Lavín admitió los contactos con el Recreativo por Sotres, que podrían estar cercanos a fructificar, aunque añadió que «son varios» los equipos interesados en contratar al guardameta. El Sevilla ya mostró interés la pasada temporada, aunque ahora parece que ha decaído pese a la excepcional actuación que dejó el portero en el Sánchez Pizjuán en el partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, donde fue clave para que el Racing superase la eliminatoria.

Pero Sotres no es la única opción que tiene abierta el Racing en el mercado de invierno para paliar su debilitada economía. «Hay varios frentes abiertos y no puede fallar todo», reconoce Lavín, que asegura que «los jugadores jóvenes» de la plantilla son los más apetecibles. Por Koné han preguntado el Osasuna y el Levante, pero hay más nombres sobre la mesa. ¿Saúl? ¿David Concha? «También», responde lacónico el máximo responsable del Consejo de Administración, esperanzado en poder cerrar en los próximos días alguna venta para calmar la tempestad definitivamente desatada tras el partido contra el Coruxo por los impagos a los jugadores.

Este lunes los miembros del primer equipo regresan a los entrenamientos y Lavín debe facilitarles algo más que promesas si no quiere que a Agustín se le sumen más nombres pidiendo su salida inmediata del Racing. El dinero parece que ya sólo puede llegar a través de la venta de patrimonio futbolístico con nombre propio.

Crece el malestar en el vestuario: sólo tres jugadores cobraron sus sueldos la semana pasada

Los teléfonos de los jugadores del Racing tuvieron al final de la pasada semana una especial actividad y los wasap se multiplicaron. «¿Has cobrado?», se preguntaban unos a otros. El viernes era el último tope del que había hablado Ángel Lavín para pagar algunas de las nóminas adeudadas. Pero nada. Sólo hubo tres jugadores ‘afortunados’ –según datos aportados por la propia plantilla– que vieron como en sus cuentas se había ingresado una nómina.

«Hasta donde llegó el dinero que había», respondió Ángel Lavín cuando se le preguntó ayer por esta situación. «¿Tres? Alguno más. Hemos pagado en orden de menor a mayor sueldo hasta donde hemos podido llegar», continúo en su explicación el presidente del Racing, que añadió que hay «algunos otros jugadores» a los que «se había adelantado dinero» hace unas fechas.

Uno de esos jugadores que sí cobró el viernes fue Agustín, el primer jugador que ha pedido su salida del equipo por los impagos. El central continúa firme en su posición de marcharse del club cántabro, aunque con el ingreso de una nómina intente Lavín convencerle de su continuidad en Santander. «Sí, es uno de los futbolistas a los que hemos pagado», admitió el presidente.

«Hacemos lo que podemos», respondió a continuación el dirigente racinguista cuando se le cuestionó por esta singular forma de pago que crea distinciones dentro del vestuario. A unos se les paga y a otros no, a otros se les adelanta dinero, a algunos se les debe una nómina, a otros dos...

La última promesa incumplida de Lavín, que prometió pagar una de las mensualidades adeudadas durante la presente semana –primero dijo que antes de Navidad y después que el viernes– y la otra antes de final de año –nadie confía en ello–, ha vuelto a enojar a los jugadores, que no descartan tomar medidas a partir del próximo lunes cuando regresen a los entrenamientos tras las pequeñas vacaciones.

La justificación de que «hemos pagado hasta donde llegó el dinero», ha enojado aún más a la plantilla, cansada de mentiras, verdades a medias, distinciones y falsas promesas. La venta de Sotres puede calmar la tempestad que se avecina en las próximas semanas.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 19:17 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario