Lunes, 30 de diciembre de 2013

Fallece José María Maguregui, el entrenador que más temporadas ha estado al frente del Racing

Hoy ha fallecido, a los 79 años, el exjugador de fútbol José María Maguregui, quien entrenara al Racing de Santander en los años 70 y los 80. Durante su trayectoria como técnico, dirigió 414 encuentros en Primera y se le conoció por poner en práctica la llamada táctica del "autobús", por el número de defensas y centrales que protegían las inmediaciones de la portería. Y es que el técnico vizcaino también estuvo al frente de equipos como el Athletic Club, el Atlético de Madrid y el Espanyol. Tambien ha fallecido hoy Pedro Reigadas García, vicepresidente en la etapa en que José Luis Cagigas Castenedo fue el máximo dirigente de la entidad (1979-87).

Maguregi, nacido en la localidad vizcaína de Miravalles el 16 de junio de 1934, estuvo al frente del Racing de Santander 9 temporadas, aunque en dos etapas diferentes, desde 1972 a 1977 y desde 1983 a 1987. Estas dos etapas, le convierten en el técnico que más partidos ha dirigido al equipo santanderino.

En la primera etapa, Maguregui logró subir al equipo a Primera división en dos ocasiones. Era la temporada 1972-73 con un entrenador sin apenas currículum como míster pero sí como jugador. El Racing formó un equipo lleno de descartes de otros clubes, pero que ofreció un buen rendimiento.

Esta campaña no pudo empezar mejor para los racinguistas que estuvieron once jornadas consecutivas sin conocer la derrota. Por eso entre los propios jugadores hicieron una apuesta y todos se dejaron bigote, que solo se afeitarían en el momento de sumar su primera derrota. La misma llegó una jornada después, en Vallecas.

El once habitual estaba formado por Santamaría, De la Fuente, Chinchón, Espíldora, Sistiaga, García Martín, Barba, Aitor Aguirre, Pedro Amado y Arrieta. El resto de la plantilla estaba compuesta por Alba, Argoitia, Camus, Docal I, Gallo Antonio Gento, Payno, Póo, Portu II, Santi, Sebas, Vázquez, Portu, Camus, Antonio Gento, Argoitia, Santi, Docal y Sebas. Al final de la temporada el equipo santanderino consiguió el ascenso como tercer clasificado. Poco le duró la alegría a los racinguistas ya que acabó perdiendo la categoría una temporada después.

Maguregui retornó al Racing en 1983 y logró el ascenso el primer año, manteniéndose en el club cántabro las tres temporadas siguientes en Primera División. En esta etapa, Maguregui dio galones a un recuperado Setién y premió el tesón de Alba bajo palos. Tino, Bernal, Cidón, Chaparro... Magnus Bergs inauguró una serie de fichajes europeos de la que formaron parte Alan Campbell, Morten Donnerup o Liam Buckley. Maguregui firmó un cuarto puesto. Suficiente.

El ascenso metió de lleno al Racing en la Liga de la huelga de futbolistas (84-85). Esta también fue la temporada en la que que se logró una permanencia sosegada, que sirvió para mostrar a España el carisma que crecía por Cantabria. Se marchó Quique, con un talento ya imposible de retener. Se buscó juventud en casa y experiencia fuera (85-86). Víctor e Isidro fueron los ejemplos de esta combinación que dio al Racing otro año más en Primera. En el 87 Un accidente de autobús rompió a Víctor y una jugada de maestro de Irigoyen (el presidente del Cádiz) dejó a los cántabros con ese regusto del recién timado.

Destacado jugador, y eficaz y polémico entrenador

Fue un destacado jugador del Athletic Club en los años 50 del pasado siglo y un eficaz y polémico entrenador de finales de los 60 a principios de los 90.

Su trayectoria como futbolista fue brillante dentro de penúltimo gran Athletic, el del doblete de Liga y Copa en 1955-1956 y de la legendaria eliminatoria ante el Manchester United, con su nombre indisoluble al de Mauri (Mauricio Ugartemendia), junto al que formó una de las parejas de centrocampistas más recordadas del club vasco.

En una alineación también para el recuerdo, con Carmelo; Orue, Garay y Canito por detrás; y Artetxe, Markaida, Merodio, Uribe y Gainza por delante.

Pero, quizá por ser más reciente, a Maguregui , 'Magu' para acortarle el nombre, se le recuerda más por su trayectoria como entrenador, que no fue tan brillante, porque casi siempre dirigió a equipos que aspiraban como mucho a no pasar apuros.

Y cuando tuvo la oportunidad de llevar a un grande, al Atlético de Madrid, fue en la época de la presidencia del peculiar Jesús Gil y apenas duró unos meses.

A Maguregui se le recordará, sobre todo, por una frase que quedó como resumen de su filosofía como técnico: la de defender poniendo el "autobús" delante de la portería, es decir, lo que entonces se conocía como un "cerrojazo".

Pero hay quien ha considerado a Maguregui uno de los mejores jugadores de uno de los mejores Athletic de la historia, el del doblete del 56 y de la más brillante trayectoria bilbaína en la Copa de Europa.

Aquella edición, la de 1956-1957, en la que eliminó al Oporto y al gran Honved de Puskas, Kocsis y Czibor, antes de caer en cuartos de final frente al Manchester United tras el mítico partido de la nieve en el viejo San Mamés.

Un choque, el de ida, en el que ganó 5-3 sobre un manto nevado, que curiosamente Maguregui se perdió.

Maguregui fue muy importante en aquel inolvidable Athletic al que dirigía desde el medio campo y estuvo nueve temporadas en el primer equipo rojiblanco, en las que sumó cuatro títulos (uno de Liga y tres de Copa), 234 partidos y 41 goles.

Y fue internacional en siete ocasiones. En la primera de ellas, el día de su debut, un amistoso ante Suiza, marcó su único gol con 'la Roja'.

Como entrenador, aunque le quedó la espina de no llegar a sentarse en el banquillo de San Mamés destinado al equipo local, siempre estuvo en el candelero, ya fuera por sus llamativas declaraciones, por sus más y sus menos con algunos jugadores o por el rendimiento que sacaba a equipos que no estaban llamados para grandes cosas.

De su época de entrenador, probablemente el mejor recuerdo que mantenía era el de haber llevado al por entonces muy modesto Almería a un posición más que holgada en la tabla clasificatoria de Primera División y a su estrella, el baracaldés Andoni Murua, a ser internacional.

Maguregui , que estaba casado y tenía dos hijos, arrastraba problemas de salud en los últimos años.

La última ocasión en la que se le vio en público fue el pasado 5 de junio, en la despedida del viejo estadio de San Mamés junto con otros futbolistas míticos del club rojiblanco.

Las fechas claves
Tras empezar a jugar en 1948 en el club Llodio y en el Villosa, ambos de categoría regional, y en el Guecho, de Tercera, saltó al Athletic, donde ganó una Liga (1955-56) y tres Copas (1955, 1956 y 1958).
Jugó en el Sevilla (1961-63), Español (1963-1964) y Recreativo de Huelva (1964-1965), donde colgó las botas en 1965. Vistió la camiseta de la selección española en siete ocasiones entre 1955 y 1977.
Poco después de su retirada, comenzó su trayectoria como entrenador, primero en el equipo de su localidad natal.
Posteriormente pasó por el Sestao (1967-1972), Racing de Santander (1972-1977), Celta de Vigo (1977-1978), Almería (1978-1980) y Español (1980-1983).
Repitió en el Racing entre 1983 y 1987 y, a continuación, en el Celta de Vigo (1987-1988).
Pocos meses después pasó al Atlético de Madrid, en el que apenas estuvo unos meses, hasta el 6 de octubre de 1988, fecha en que presentó su dimisión al presidente rojiblanco, Jesús Gil.
Ese mismo mes se comprometió con el Murcia, entonces en Primera, pero tampoco duró mucho, ya que fue destituido en abril de 1989.
Ausente de los banquillos durante algún, regresó a comienzos de marzo de 1990 a entrenar al Celta de Vigo, en el que permaneció hasta los primeros días de enero de 1991.
Comenzó la temporada 1992-93 en el Polideportivo Almería, de Tercera División, ciudad en la que se tenía buen recuerdo de él por haber conseguido el ascenso del Almería a Primera, pero a comienzos de febrero de 1993 fue cesado y no volvió a entrenar.
Maguregui , que estaba casado y tenía dos hijos, arrastraba problemas de salud en los últimos años.
La última ocasión en la que se le vio en público fue el pasado 5 de junio, en la despedida del viejo estadio de San Mamés junto con otros futbolistas míticos del club rojiblanco.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 19:16 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario