Jueves, 19 de diciembre de 2013

Los aficionados del Racing de Santander se plantean pagar a sus jugadores el viaje a Almería

El Racing de Santander no pasa por su mejor momento y la Copa del Rey no será la tabla de salvación que libere al equipo cántabro de un problema de tal calibre. A pesar del chaparrón, la afición racinguista se mantiene al pie del cañón en defensa de sus jugadores hasta tal punto que, según comenta Bernardo Colsa, presidente de la Asociación de Peñas Racinguistas, algunos aficionados han tenido la idea de pagar el viaje de los jugadores a Almería, su próximo rival en octavos de final de la Copa.

“Ha surgido la idea por parte de algunos componentes de las peñas racinguistas de pagar el viaje al equipo. Los jugadores se parten la cara sin cobrar desde hace tiempo mientras que la directiva se dedica a otros asuntos y a gastar en lo suyo. El equipo se merece un viaje digno”.
La afición entregada

Y es que, a pesar de la alegría y la motivación que supuso anoche el triunfo de los suyos ante un equipo de Primera, el Sevilla, la afición no puede olvidar el aspecto institucional que, a día de hoy, nubla el futuro del club.




Es ahí, en la difícil situación con la directiva en la que se encuentra el club, donde reside el estímulo de las peñas racinguistas para dar el paso, por lo menos plantearlo, de ser ellos los que paguen el viaje de su equipo a Almería, al contrario de lo que sería habitual, es decir, que sea el club el que ponga los medios para el desplazamiento de su afición.

El Racing, un club con más de 100 años de historia y que ha militado durante muchas temporadas en Primera División, se enfrenta a la peor de las pesadillas para un equipo de fútbol después de haber bajado a Segunda División B: estar al borde de la desaparición.

"Nuestros objetivos son subir a Segunda y echar a la directiva", explica Bernardo Colsa, presidente de la Asociación de Peñas Racinguistas

Así lo expresa Colsa, que reconoce a Grada360 que la Copa del Rey no es el objetivo principal del equipo, a día de hoy, y que hay asuntos de vital importancia para el club que tienen prioridad.

“Nuestro objetivo ahora mismo es, en primer lugar, que el equipo suba a Segunda División y, después, el asunto institucional, es decir, echar a la actual directiva”, afirma Colsa.

Es más, la alegría de haber eliminado al Sevilla llega un día después de que el Juzgado de Santander dictara un decreto por el que el club tendrá un administrador judicial que sólo ostentará el poder sobre las taquillas y los abonos, y no en la totalidad de los asuntos institucionales del club como pedía la oposición de la directiva actual.
Una competición poco estimulante

Ante esta situación, la Copa del Rey queda relegada a un segundo plano para el Racing. Según Colsa, dicha competición habría sido beneficiosa para el equipo si supieran que, en alguna ronda previa a la final, podrían enfrentarse a equipos grandes como el Real Madrid o el Barcelona.

"La Copa sólo reporta cansancio y no nos dará los beneficios económicos esperados"

“Nos hubiera venido bien poder enfrentarnos a equipos grandes para dar eco de lo que está pasando en nuestro equipo. El objetivo era tener resonancia pero ahora que sabemos que no será al nivel que esperábamos, no vamos a tirar la toalla, queremos disputarla y luchar”.

Y es que, a pesar de su argumento optimista, según el cuadro previsto para el Racing en la Copa del Rey, Colsa reconoce que esta competición “sólo reporta cansancio” y “no nos dará los beneficios económicos que podríamos esperar”.

“Lo económico ya no nos preocupa, lo tenemos superado y más sabiendo que la directiva se gasta todo lo que quiere en sus asuntos. Ya nos da igual que la Copa no nos reporte beneficios, así que vamos a competir, luchar cada partido y, nunca se sabe, quizás podemos llegar a la final y ganar”.

Fuente: Grada360


Publicado por Castro2 @ 22:18 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario