Viernes, 13 de diciembre de 2013

Inmoarrabi y el Racing no llegan a un acuerdo y será el juez el que decida

El futuro del Racing queda en manos del juez Fermín Goñi tras no alcanzarse ningún acuerdo este viernes entre Inmoarrabi Promociones Dos S. L. y el Racing en la vista oral fijada en la sala número 10 de Las Salesas para decidir el poder y las competencias del administrador judicial del club. Por parte de Inmoarrabi comparecieron el abogado Ruiz Hourcadette, junto al procurador Raúl Vesga Arrieta, y por parte del Racing, Alejandro Movellán junto a la procuradora Cristina Dapena Fernández.

La vista se ha celebrado ante la secretaria judicial, María Carmen de la Roza, aunque con presencia del propio magistrado titular del Juzgado de Instrucción número 5. Inmoarrabi reclamó un administrador judicial con "plenas facultades", mientras que el Racing insiste en su "oposición" a que se designe un administrador aunque pide que, en caso de su nombramiento, sólo controle los "frutos y rentas", petición que reiteró

Inmorrabi ha propuesto como administrador a José María Fernández Alonso, a quien considera que se le deberían conceder "plenas facultades" sobre el club y por consiguiente que se "cese" al actual consejo de administración, encabezado por Angel Lavín. Asimismo, solicita que éste tenga un sueldo de 2.000 euros al mes, menos de la mitad de lo que cobra el actual presidente Ángel Lavín.

Por su parte, el Racing ha manifestado su "oposición formal" a la designación de un administrador, a pesar de que el Juzgado de Instrucción ya aprobó por decreto en noviembre su creación, lo cual tuvo que recordar el juez en varias ocasiones ante la insistencia en su oposición del abogado del Racing. El club cántabro rechazó a José María Fernández Alonso y pidió que "sea un administrador de lista". Además, ha solicitado que "queden excluidos" de la lista de posibles administradores los que se hicieron cargo del concurso de acreedores: Alejandro Alvargonzález, Santiago Ruiz Asenjo y Ramón Camarena. Además, el Racing quiere que el administrador sólo controle los ingresos de taquilla y abonos, permaneciendo los actuales gestores al frente de la entidad.

Inmoarrabi ha presentado una serie de pruebas en forma de documentos, aceptadas por el juez, mientras que los letrados del Racing han solicitado el interrogatorio de la otra parte y pericial con el fin de alargar el proceso. La empresa vasca se ha negado a ambas solicitudes y el juez ha rechazado sendas propuestas. Además, el magistrado también ha desestimado la testifical de una de las empleadas de las taquillas. El Racing recurrió estas decisiones, pero Fermín Goñi rechazó el recurso.

Ahora es el turno del juez, que tendrá que tomar una decisión definitiva sobre la administración judicial. Se estima una solución en los primeros días de la próxima semana, aunque el Racing tiene derecho a recurrir.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 16:17 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario