Domingo, 01 de diciembre de 2013

La calidad del Racing se impone a la ilusión del Tropezón en el derbi regional

La calidad se impuso a la ilusión. No hubo sorpresa en Tanos a pesar de todos los condicionantes que tuvo el derbi cántabro entre Tropezón y Racing. El gran ambiente de las gradas, el estado del campo y la motivación de los locales no fueron suficientes para hacer frente a la eficacia goleadora mostrada por los jugadores de Paco Fernández en el campo de Santa Ana. 

La primera parte comenzó con un Tropezón dominador que se adaptaba mejor a las condiciones del campo pero no materializaba sus llegadas a la portería de Dani Sotres. Por su parte, el Racing, que se presentaba en Tanos con la novedad en el once de Mariano en la punta de ataque, contrarrestaba el juego directo de los locales con balones largos a Mariano para que el delantero peinara a la espalda de la defensa taniega en busca de la eficacia de Koné.

Y en una de esas, lo explicado en la pizarra de Paco Fernández se hizo realidad sobre la hierba artificial de Tanos. Corría el minuto 25 de la primera parte cuando un balón largo sacado por Dani Sotres peinaba Mariano y Koné aprovechaba para que quedarse solo ante Dorronsoro y abrir el marcador de Santa Ana.

El primer gol visitante aflojó la intensidad de los locales que siguieron intentándolo con numerosas llegadas y desplegando un juego valiente.

Sin embargo, enfrente tenían a un equipo superior en calidad y en presupuesto que antes de llegar al descanso volvía a marcar por mediación de Mariano, tras una jugada de manual bien elaborada. Una contra de tres para tres acababa a favor del Racing, cuando Koné lograba quedarse sólo ante el portero, pero su disparo, con la uña, fue despejado por Dorronsoro. Al final, Mariano, atento, aprovechaba el rechace para subir el segundo gol al casillero racinguista.

A pesar del marcador favorable para el Racing, el Tropezón no quiso irse tan pronto del partido y siguió contribuyendo con su entrega y su lucha a un derbi que contó con un gran ambiente en las grades llenas de Santa Ana.

La segunda parte comenzó con menor intensidad y varios cambios en ambas filas. Lolo Herrera refrescaba sus bandas dando entrada a Perujo y Pablo Crespo. Por su parte, Paco Fernández daba entrada a Barrio y deja en el banquillo a Andreu para colocar a Juanpe en el centro del campo.

Y cuando el Tropezón intentaba llegar al área rival para recortar distancias en el marcador, la entrada en el campo de Granero hizo al Racing dar un paso hacia adelante para cerrar el resultado con otro gol de Koné, que aprovechaba una buena contra iniciada por Borja Granero.

El Tropezón se diluyó con el paso del tiempo y el Racing seguía a lo suyo. Granero certificó su buena actuación con el cuarto gol de la tarde y Sergio Conde, que marcó en propia puerta tras un remate al palo de Juanpe, redondeaba el marcador de Tanos. Una victoria justa y demasiado abultada del Racing ante un Tropezón valiente y luchador.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 23:14 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario