Martes, 26 de noviembre de 2013

'Lo importante era ganar, del juego nadie se va a acordar dentro de una semana'

«Que tenga cuidado Koné, que me estoy acercando; ya le tengo avisado», bromeaba ayer Juanpe en el gimnasio de La Albericia en el primer entrenamiento semanal del Racing tras la victoria ante el Noja (3-0). En el derbi cántabro sobresalió por encima de todos la figura del jugador canario, a veces defensa, a veces mediocentro, una de las grandes revelaciones de la temporada. Sus dos goles, ambos tras soberbios remates de cabeza, sentenciaron un partido que tuvo poca historia. «Me tendría que remontar muchos años atrás para encontrar otro partido donde marcara dos goles. Quizás en benjamines o alevines... Pero en el fútbol profesional nunca. Estoy muy contento, pero sobre todo por la victoria, que es lo que buscábamos», explicaba Juan Pedro Ramírez López (Las Palmas, 1991) tirando de memoria. Ya lleva cuatro goles -también anotó en Compostela y frente al Sporting B- y se ha convertido en el segundo máximo goleador del equipo tras el delantero costamarfileño.

El defensa canario jugó otra vez de inicio en la posición de mediocentro, demarcación que jamás había ocupado hasta que llegó a Santander, donde Paco Fernández le alterna entre el eje de la defensa y el medio campo en función de las necesidades. «No es mi posición habitual y aún me cuesta porque no estoy acostumbrado a jugar ahí. Pero poco a poco me voy encontrando mejor y si el míster me sigue poniendo en esa zona el ritmo de los partidos es lo que hará que me encuentre más cómodo», explica Juanpe, que fichó por el Racing el último día de apertura del mercado con un contrato de un año tras rescindir su vinculación con la U.D. Las Palmas, en cuya cantera se forjó.

El próximo domingo recuperará, en principio, su posición habitual en el centro de la defensa ya que Javi Soria podrá ser de la partida tras cumplir su sanción. Eso si el canario supera la leve torcedura de tobillo que sufrió ante el Noja y que le obligó a pedir el cambio en el minuto 77 por precaución. «En dos días espero estar a tope», auguraba ayer optimista.

Entiende a los aficionados

Juanpe es consciente de que la afición del Racing exige más al equipo y que no se fue contenta para casa por la imagen ofrecida ante el Noja, a pesar de la victoria. «A partir del primer gol el ritmo de juego fue cayendo demasiado, pero después de la derrota en Burgos teníamos en mente la victoria, fuese como fuese. Lo importante eran los tres puntos, del juego nadie se va a acordar dentro de una semana. Sumar es lo que nos va a llevar hasta arriba, el objetivo por el que luchamos», asegura con ese acento inconfundible. «Entiendo a los aficionados porque vienen a ver un espectáculo y quieren buen fútbol. Aquí hay mimbres para eso, hay gente de mucha calidad, sobre todo de medio campo para arriba, donde tenemos jugadores que podrían ser titulares en cualquier equipo de Segunda».

Coincide con sus compañeros y con el entrenador en que la «falta de intensidad» es uno de los «defectos» a mejorar con urgencia. «Nos ha pasado en bastantes partidos, que jugamos a rachas. Es lo que nos falta para poder dominar los partidos por completo y con el trabajo que estamos haciendo a diario podremos llegar a conseguirlo».

El Racing afronta en el ya cercano mes de diciembre cuatro partidos de Liga para cerrar la primera vuelta, además de la eliminatoria de Copa del Rey contra el Sevilla. «Es un mes crucial. El objetivo es sumar los 12 puntos en juego, más allá de la Copa, para instalarnos de forma definitiva en los puestos de arriba y ya no salir de ellos en el resto del año», explica Juanpe definiendo retos y prioridades .

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 19:34 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario