Martes, 19 de noviembre de 2013

'Llego antes al balón, noto el contacto y luego es cierto que exagero la caída'

Pocas cosas hay más determinantes en un partido de fútbol que un penalti y una expulsión. El Racing puede dar fe de ello tras lo sucedido en el minuto 71 en El Plantío el pasado domingo. Lo que supuestamente pudo acabar en una pena máxima a favor de los cántabros terminó con una cartulina amarilla a Rubén Duran, que, sumada a otra que ya tenía el jugador gallego, acabó con el Racing con uno menos para afrontar la recta final del duelo en Burgos. «Llego antes al balón, noto el contacto del rival y luego sí es cierto que exagero la caída tras saltar para intentar evitarle», reconoce el futbolista.

Con Durán en el suelo fruto de la caída y el árbitro esperando a que se levantara, el banquillo cántabro y los seguidores racinguistas presentes en el estadio empezaron a temerse lo peor. El juez de la contienda Óscar Herrero Arenas no se había acercado a los once metros, no había penalti y tenía toda la intención de castigar el piscinazo del mediapunta racinguista. Y así fue, en cuanto se levantó Durán le mandó camino de los vestuarios antes de tiempo. «Es un momento en el que no pienso si tengo o no tarjeta amarilla. Mi intención es llegar al balón y no tirarme porque ademas tengo una franca ocasión para marcar».

La explicación del gallego no se produce después del 'calentón' que supuso su cartulina roja sino tras haber visto el vídeo de las imágenes y reafirmarse en su postura. Reconoce que salta porque si no «me parte la pierna». En cualquier caso, el Racing pagó el tributo de jugar con uno menos los más de veinte minutos que restaban de partido. Durán es el primero en admitir que «fue determinante y cambió el partido».

El Racing analizó ayer el vídeo de la jugada en profundidad y es probable que hoy presente un recurso ante el Comité de Competición para que le sea retirada la segunda cartulina amarilla al gallego, aunque no lo tiene claro. El equipo de Paco Fernández se considera mal tratado en varias decisiones a lo largo de la presente temporada y también en algunas de las amonestaciones recibidas. El propio Durán asegura que «ha habido veces en que sí hemos salido mal parados, sin que el árbitro lo haga a propósito, claro».

El partido de Burgos, segunda derrota (la primera fue ante el Racing de Ferrol) en lo que va de campeonato, ambas a domicilio, dejó patentes dos males que azotan a este Racing: ansiedad por ganar y miedo a perder. Su condición de favorito lleva implícita la obligación de ganar, pero en la asimilación de dicha vitola radica el éxito. «Apretamos y creamos ocasiones. Tuvimos tres o cuatro muy claras, pero no entraron», añade el '10' de los verdiblancos. La falta de acierto provocó un gran nerviosismo en el equipo. «Veíamos que podía llegar, pero ellos supieron defenderse». En Oviedo, en veinte minutos el equipo hizo diana dos veces, y en El Plantío no llegó. De la posibilidad de ganar, se pasó, tras la expulsión de Durán, al temor a perder. «Nos echamos atrás». El Burgos supo aprovechar su superioridad y dio en el clavo. Una ocasión, un gol.

De líder a fuera del play off

El Racing saltó a El Plantío con la intención de recuperar el liderato y salió de él fuera de los puestos de ascenso, aunque «la clasificación es anecdótica». El grupo I al que pertenecen los santanderinos es el más igualado de los cuatro de la categoría y prueba de ello es que el Racing descendió de la primera posición al quinto puesto en quince días, después de una jornada de descanso y la derrota en Burgos. Durán piensa que «lo importante es estar arriba al final», pero reconoce que «un punto en El Plantío hubiera sido bueno». Ahora hay dos oportunidades para redimirse en los dos derbis cántabros que le esperan. El primero, ante el Noja, y, el segundo, contra el Tropezón. «El Racing es el favorito, en teoría, y tiene que demostrarlo».

Durán se perderá el choque con los nojeños, al igual que Javi Soria (por acumulación de cinco tarjetas amarillas), algo que «es una lástima». Al gallego no le sienta bien 'descansar'. «Me tocó por acumulación de tarjetas ante el Sporting B y ahora por esta expulsión». Sólo el recurso del Racing podría evitarlo si así lo estima el Comité de Competición.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 18:07 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario