Martes, 19 de noviembre de 2013

El Racing afronta un mes clave para marcar diferencias

El Racing afronta la recta final de la primera vuelta fuera de la zona de ascenso. La derrota del domingo en Burgos -ayer analizada en vídeo por el cuerpo técnico que intentó corregir los errores en el primer entrenamiento de la semana en La Albericia- le coloca en la quinta plaza de la clasificación cuando hace apenas dos semanas presumía de liderato después de muchos años. La igualdad reinante en este Grupo I de Segunda División B hace que la pérdida de puntos se castigue de forma notoria en la tabla: tan sólo seis puntos separan al primero del décimo clasificado. Eso sí, el equipo cántabro se encuentra a sólo tres puntos del liderato, que comparten Guijuelo y Oviedo, y a dos del Racing de Ferrol y Ourense, sus inmediatos antecesores. Pero el prestigioso triunfo en el Carlos Tartiere no debe ocultar que el Racing sólo ha sumado 4 de los últimos 12 puntos: derrotas en Ferrol y Burgos, empate ante el Sporting B y la citada victoria en Oviedo.

Paco Fernández ha dejado claro en varias ocasiones que lo importante es estar arriba al final de la Liga y que la cima del estado de forma debe llegar cuando se juegue el play-off de ascenso. Es decir, que prefiere que el equipo vaya de menos a más, como demostró la pasada temporada en el Caudal de Mieres. Pero también es cierto que, cerca ya del ecuador de la competición, el Racing sólo ha ganado 5 partidos de los 13 disputados y no termina de despegarse de unos rivales que consideran su plantilla como la más fuerte de la categoría, por delante incluso de la del Oviedo, y alterna luces y sombras con demasiada frecuencia. A nadie escapa que cántabros y asturianos deberían jugarse la primera plaza que facilita el ascenso, pero ambos no han demostrado hasta ahora esa supuesta superioridad.

Tan sólo quedan cinco partidos para el final de la primera vuelta y en este tramo de la competición el Racing debería acumular un buen botín para empezar a marcar diferencias antes de que los nervios se apoderen de la grada. Y cuatro de ellos serán ante rivales que se encuentran en la zona medio-baja de la tabla, empezando por el Noja y el Tropezón en sendos derbis cántabros inéditos en la categoría.

Sprint en busca de puntos

El equipo santanderino recibirá el domingo a un Noja en plena crisis de resultados tras la destitución de su técnico Claudio Arzeno: los costeros acumulan cuatro derrotas consecutivas que le han mandado a la penúltima posición, con 12 puntos. Una semana después el Racing jugará en Santa Ana ante un Tropezón que está yendo de menos a más y que, tras su última victoria contra el Zamora, ha salido de la zona de descenso directo para colocarse en la de promoción, con 14 puntos.

Después del partido de ida de la Copa del Rey frente al Sevilla el 6 de diciembre, en la decimosexta jornada el equipo cántabro se medirá en casa con la U.D. Logroñés (el martes 10), un equipo rocoso en Las Gaunas pero que fuera de su estadio sólo ha conseguido 5 de los 14 puntos que le sitúan en la duodécima posición de la tabla. Sin apenas tiempo para la recuperación, el Racing viajará hasta Ourense para medirse el siguiente fin de semana a uno de sus rivales directos. Los gallegos son cuartos en la clasificación, con dos puntos más que los cántabros aunque con un partido más. Su fortaleza en casa -sólo han perdido ante el Ferrol- les ha aupado a esos puestos de privilegio. El Racing cerrará la primera vuelta el 22 de diciembre en El Sardinero ante el modesto Coruxo (13ºGi?o, apenas cuatro días después de jugar la vuelta de la Copa en el Sánchez Pizjuán. En definitiva, siete partidos en un mes -cinco de Liga y dos de Copa- que medirán sus aspiraciones y posibilidades antes del parón navideño.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 18:06 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario