Domingo, 17 de noviembre de 2013

El Plantío se cruza en el camino al liderato

Domingo de fútbol. Domingo de obligaciones. El Racing cuenta sus partidos por deberes. A partir de las 17.00 horas, en El Plantío, los racinguistas vuelven a poner a prueba su condición de favoritos y a medir su potencial ante un Burgos CF condenado a reinventarse y que acecha los puestos de play off. Tras su fugaz liderato obtenido brillantemente después de ganar en el campo de su máximo rival (Oviedo), el obligado descanso en el calendario (el pasado fin de semana no compitióGi?o le ha impuesto nuevas tareas: repetir victoria a domicilio, recuperar su privilegiada posición, convencer con su juego de ataque valiente y mejorar en defensa. Para todo ello Paco Fernández tendrá que cambiar a los soldados sin que se note el rendimiento del batallón. Sin Sotres (concentrado con la selección española sub 21), Andreu, Francis y Mario (sancionados), el técnico hará hoy tres cambios obligado por las circunstancias. Debutará Sergio Pérez en portería. Con el joven andaluz se ha aliado el destino y hoy saltará al campo con la responsabilidad de ser titular. En el lateral derecho Orfila sustituirá al capitán gaditano y en el centro del campo, el regreso de Granero es más que probable. Fernández tiene la difícil papeleta de conseguir que estos tres futbolistas encajen en el engranaje que ganó en Oviedo y que parece que funciona.

Quince días ha tenido el entrenador para preparar el partido de hoy. Dos semanas en las que su máxima preocupación ha sido mejorar su defensa; catorce goles en doce partidos es un bagaje con un gran margen de mejora. Al rival también conviene estudiarle. El Burgos CF no sorprende. Su técnico, Ramón María Calderé -formado en la cantera del Barcelona- es de ideas fijas. No le importa el enemigo, siempre juega igual. Sus jugadores corren mucho y presionan y en su casa apenas cometen errores; seis partidos y tan sólo una derrota. Los burgaleses han sumado cuatro triunfos, un empate y tan sólo han perdido ante el Oviedo. Con esos resultados y con esas características, Fernández quiere que su equipo sea contundente y se haga dueño de la pelota. Agustín y Oriol serán los centrales y el apoyo de Granero y Javi Soria en labores defensivas será determinante. A estos dos últimos les tocará apoyar y, además, ganar la posesión en al zona ancha. Tendrán que ser dos 'centrales' más adelantados. Iñaki, en el carril del zurdo, completará la zaga.

En ataque, lo mismo

En ataque, el asturiano se ha limitado a repetir la lección a sus hombres de confianza. Lafuente y Nieto, en las bandas, tendrán que ensanchar el campo, jugar pegados a la raya -como antiguamente- y sorprender en velocidad. Los mismos argumentos que en Oviedo. Rubén Durán será un hombre sin misión específica y Koné, la referencia. Los cantearnos Barrio y Saúl aguardarán en la recámara por si acaso, mientras que Miguélez será el revulsivo. La calidad del asturiano esperará pendiente del resultado. Más de 600 racinguistas tomarán las gradas de un campo otrora de Primera. La Segunda B se encarga de remover el pasado de dos equipos de con solera.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 1:04 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario