Lunes, 04 de noviembre de 2013

'Debimos liquidar el partido mucho antes'

«Debimos liquidar el partido mucho antes», aseguró Paco Fernández en la sala de prensa del Carlos Tartiere. Contento, pero sin que se le notara en su rostro, el técnico asturiano no quiso llamar «golpe de autoridad» a lo que su equipo hizo ante su rival más directo, el Oviedo. «Hicimos un buen partido. En la primera parte hicimos las cosas muy bien. Los golpes de autoridad se dan domingo tras domingo y debemos seguir creciendo». Su discurso fue muy discreto. No quiso tampoco que la victoria en el campo del enemigo más directo que tiene el Racing (a priori) por el ascenso fuera diferente a cualquier otro triunfo. «Hicimos daño, defendimos bien y acertamos en el juego de estrategia. Salió bien casi todo».

Sus paisanos, los periodistas de Oviedo, le preguntaron una y otra vez por la excesiva comodidad con la que los santanderinos ganaron el partido. «Ha sido más cómodo de lo esperado porque corrimos mucho y bien. Nosotros lo hemos hecho cómodo». Para Paco Fernández, el trabajo de sus jugadores en el campo fue «encomiable». Destacó varias facetas de juego, pero sin duda alguna para el asturiano hubo un apartado en el que se brilló por encima del resto. «Nos anticipamos en todo. De manera fundamental mentalmente. Llegamos primero que los jugadores rivales en las jugadas comprometidas. Hay estuvo la clave del partido». El técnico no escatimó elogios a sus futbolistas. «Sorprendimos nosotros más al Oviedo que ellos a nosotros. Eso fue algo que nos puso el partido muy de cara».

Su planteamiento valiente y agresivo de la primera parte estaba premeditado de salida. La intención de embotellar y hacer daño a los ovetenses surtió efecto. «Buscábamos velocidad. La alineación es un ejemplo de lo que queríamos. Preferimos ser rápidos y tener desborde que tener potencia y fuerza. Si el centro del campo de un equipo funciona, ese equipo es otro. Está claro que salió el partido que queríamos».

Este domingo se jugó el primero de los dos partidos que han de enfrentar a ambos equipos en la Liga. No hubo tiempo para tanteos. «Ellos tienen jugadores de calidad y por eso debíamos anticiparnos y no dejarlos pensar. Lo hicimos al principio, pero luego es cierto que se produjo un pequeño descontrol».

Una fase de descontrol

El entrenador racinguista explicó la causa de que el Racing sufriera en los minutos finales. «El penalti nos produjo un desconcierto. Un penalti dudoso que nos recordó al de la última jornada, pero lo corregimos rápido y volvimos a hacer daño». A pesar de terminar 2 a 3, el técnico indicó que el partido estaba controlado. «Nos precipitamos en el área rival y por eso no marcamos más goles que hubieran sentenciado primero». De las decisiones arbitrales no quiso hablar. «Prefiero pensar que son equivocaciones». También restó importancia al liderato «Lo importante es el último día. El liderato no debe despistarnos ni lo más mínimo», concluyó.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 18:34 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario