Martes, 15 de octubre de 2013

El Racing, en el club de los invictos

Barcelona, Atlético de Madrid, Barakaldo, Fuenlabrada, Atlético Baleares y Racing. Este es el club de los invictos. Un grupo selecto al que los racinguistas pertenecen en la actualidad. El único requisito que se necesita es no haber perdido un sólo partido en las ocho jornadas que se han disputado en sus respectivos campeonatos de Liga. El Racing, lo cumple. De los 122 equipos que militan en Primera, Segunda y Segunda División B, tan sólo seis no han conocido la derrota en este arranque. No es menos cierto que los de Paco Fernández son de entre esta media docena de tan ilustre club, los que menos victorias suman hasta el momento -tan sólo tres- pero sus números son suficientes para presumir.

En fútbol, no perder te acerca al éxito relativo. Barcelona y Atlético de Madrid comparten el liderato en la Primera División y el Fuenlabrada y el Atlético Baleares son primeros en sus respectivos grupos de Segunda B (el II y el III). Sin embargo, el Racing y el Barakaldo confirman que lo que verdaderamente asegura y garantiza el éxito absoluto es la victoria. Los cántabros han firmado las tablas en cinco partidos, mientras que los vascos ganaron y empataron por igual: cuatro encuentros. Estos registros colocan a los primeros en cuarta posición, en puestos de play-off, y a los segundos, en la quinta, fuera de los puestos de privilegio. Mientras, en Segunda no hay ningún invicto.

El Barcelona y el Atlético de Madrid cuentan sus partidos por victorias. Gracias a unos números tan espectaculares, ambos clubes aventajan en cinco puntos al Real Madrid, que tan sólo ha perdido un partido y ha empatado otro; y en siete al Villarreal que 'patinó' en tres partidos, perdiendo uno y dos más en los que no pudo pasar de la igualada. Ganar tan sólo está reservado para unos pocos.

El Racing se estrenó el pasado domingo ante el Compostela en el capítulo de victorias a domicilio (0-2). Un meritorio triunfo en Santiago a los que hay que sumar otros dos conseguidos en El Sardinero: Zamora (2-1) y Caudal (3-0). En el resto de envites repartió los puntos. En alguna ocasión, como en su visitas a Guijuelo (3-3), Luanco (1-1) o León (0-0) el botín obtenido dejó a todos contentos, porque el marcador fue reflejo del juego. Los italianos y argentinos, maestros del 'no perder', hicieron célebre una frase que se ha convertido en la filosofía del Racing: «Lo que no se gana en 89 minutos, no puede perderse en uno». Los racinguistas suman y siguen. Aunque con cuentagotas. Su fútbol no es bueno. Su fase de adaptación está siendo lenta, pero sin hacer ruido. «No pierden y eso les va a servir para que la gente no se les eche encima», aseguró hace apenas una semana el 'Tato' Abadía, entrenador de la S.D. Logroñés, después de empatar en El Sardinero un encuentro en el que Racing estuvo a punto de perder su vitola de invicto.

En el fútbol actual se prima el triunfo. Sumar tres puntos por cada partido ganado y tan sólo uno por la igualada supone una brecha enorme en la clasificación. El grupo al que pertenece el Racing, que cuenta con 14 puntos en la clasificación, es un claro ejemplo. Oviedo (16 puntos), Zamora (15) y Ourense (15 con un partido menos) son los tres equipos que anteceden a los cántabros. Los asturianos han caído en dos ocasiones, las mismas que sus vecinos gallegos y en el caso de los castellanos sus derrotas aumentan a tres, idénticas por ejemplo a las del Tropezón, que es penúltimo clasificado. Sin embargo, todos ellos han vencido en cinco partidos, lo que les ha proporcionado 15 puntos. Aún hay más muestras de lo que significa la victoria. El Noja, el otro equipo de los tres cántabros que milita en la categoría, tan sólo ha perdido un partido -este último domingo frente al Ourense-, es decir, menos derrotas que cualquiera de los tres primeros. No obstante con sólo un triunfo en su bagaje, a los nojeños sus registros tan sólo les sirven para ser decimoterceros y colocarse a un punto de los puestos de descenso. No perder es el camino, pero no la meta.

Marcar y no encajar

El objetivo del Racing es tan ambicioso que todo puede parecer poco. El ascenso se pondría a tiro de piedra si el equipo logra ser campeón de grupo. Si finalmente se clasifica entre el segundo y el cuarto puesto, el play- off es un camino lleno de espinas en el que hay que superar hasta tres eliminatorias. Por ello, sumar de tres en tres es casi ineludible. El año del último ascenso a Segunda (campaña 90-91) los verdiblancos tan sólo perdieron seis partidos. Y el actual Racing parece que va en la buena línea.

Para ganar hay que marcar y procurar no encajar. Salvo los estratosféricos registros del Barça y el Atlético de Madrid, con más de 20 goles anotados, el resto de los socios del club de los invictos tienen unos números similares con alrededor de 15 dianas. Y en cuanto a su propia portería, el Racing ha encajado 7 goles en 8 partidos, con una progresión destacable: en los últimos cuatro sólo ha recibido un gol, contra la S.D. Logroñes.

El Racing camina seguro, pero quiere confirmar su potencial contra los grandes. «Queremos jugar con los primeros -Oviedo y Ourense- para saber dónde estamos realmente», avisa Ander Lafuente.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 18:17 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario