Domingo, 13 de octubre de 2013

'Hemos dado un puñetazo encima de la mesa'

«¿Ha sido el mejor partido del Racing?», le preguntaron al entrenador del Racing. «Sí», contestó rotundo. «Estoy muy satisfecho. Como equipo y como bloque ha sido el mejor que hemos jugado hasta ahora», añadió. Paco Fernández estaba feliz. Por fin sus pupilos habían conseguido plasmar sobre el césped sus ideas. Además, había acertado en el planteamiento del encuentro. Y eso también le reconforta.

El preparador asturiano sabía que el Compostela jugaba de una forma parecida a la S. D. Logroñés, así que calcó el plan de la semana pasada. Más contundencia en el centro del campo, velocidad en las bandas y acierto en la delantera. Todo le salió bien. La novedad de Soria junto a Andreu le funcionó, Lafuente rindió a buen nivel en la banda derecha y Koné, pese a desaprovechar ‘mil’ ocasiones, fue capaz de meter una entre los tres palos. Esa misma fórmula no le sirvió hace siete días. La expulsión del delantero costamarfileño condicionó el devenir del partido. Esta vez no. Todo le salió bien. Miel sobre hojuelas. «He puesto a Soria en el mediocentro porque el Compostela tenía un pivote que distribuye bien el juego y no quería perder el control del centro del campo, quería ser consistente y a partir de ahí hacer año arriba yo. Por eso he reforzado la medular», aseguró.

«Creo que estuvimos bien posicionados, no perdimos el orden y fuimos a por el partido en todo momento», explicó a los periodistas presentes en la sala de prensa del Campo Municipal de San Lázaro. «El principio puede que no fuera tan brillante, pero el equipo estuvo mucho más asentado que en otros», añadió. Y es que al Racing le costó crear ocasiones de gol en los primeros cuarenta y cinco minutos. «En la primera parte llegamos poco, pero con peligro, y en la segunda fuimos muy superiores», reconoció.

Sin duda, lo mejor para los aficionados racinguistas es que por fin su equipo dio ese paso hacia adelante que tanto llevaban demandado. Además, la victoria sirvió para que el conjunto cántabro se instalara en la cuarta posición de la tabla a sólo dos puntos del líder, el Real Oviedo. «Hoy hemos dado un puñetazo encima de la mesa. Estamos con muchas ganas y hambre de hacerlo bien, queremos más... los jugadores son los primeros que se les nota esa ambición», explicó.

Aún no piensa en la Copa

Un encuentro más tuvo que ser Mamadou Koné el que a la enésima ocasión abrió el marcador. A Paco Fernández no le gusta que se hable de ‘Konedependencia’, aunque para defenderse utilizó el mismo discurso. «No me gusta que haya jugadores imprescindibles. Él es muy importante, pero como otros. Lo que importa es el equipo no los jugadores a nivel individual», explicó.

A estas alturas de la rueda de prensa, el entrenador seguía teniendo en mente el buen rendimiento de sus pupilos. «El equipo hoy demostró tener las ganas y ambición que igual le faltó en los partidos anteriores. Se nota incluso en los futbolistas que entraron en la segunda parte, que salieron a muerte. Esa es la actitud que yo busco, que no haya ni titulares ni suplentes», argumentó.

Tras la paliza en autobús, el equipo entrenará este lunes a partir de las 12.00 horas en La Albericia, y no descansará antes del encuentro del miércoles ante el Leganés de Copa del Rey. «Ya veré si hago muchos cambios o no. Primero hay que llegar, ver el cansancio, las molestias...», explicó antes de dar por concluido su encuentro con los periodistas.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 22:49 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario