Jueves, 10 de octubre de 2013

El juez desestima la petición de un administrador judicial para el Racing

El juez Carlos Martínez de Marigorta ha decidido desestimar la administración judicial para el Racing tanto por la forma como por el fondo. Se trata de la sexta vez que se solicita, si bien es la primera emitida por acreedores, ya que las anteriores fueron solicitadas por las peñas, exjugadores y gobiernos.

El documento registrado en el Juzgado de lo Mercantil no fue redactado por ningún letrado ni presentado por ningún procurador. Además, según denuncian los aficionados, tampoco se aportó la documentación necesaria que demostrara las presuntas irregularidades cometidas por el Consejo. Tampoco el juez ha citado al órgano de gobierno de la entidad para que dé las explicaciones oportunas ante la petición de Corelia y la Liga.


Además, el juez estima que no se justifica tampoco la legitimación que pretenden tener la LFP y Corelia, cuyas facultades se circunscriben a tareas de supervisión, control o vigilancia, "no alcanzando ni en la letra del convenio aprobado ni en la legislación concursal, la posibilidad de interesar modificaciones del convenio".

También señala que, incluso si la petición de los demandantes se hubiese considerado viable (posibilidad que el auto descarta), ésta "adolece, desde un punto de vista puramente material, de falta de motivación y de claridad en su contenido, incorporando afirmaciones genéricas no concretadas en hechos determinados e individualizados".

Y, al respecto, añade que no se aporta "soporte probatorio" o "indiciario" de las afirmaciones vertidas en el escrito en el que se solicita el nombramiento de un administrador judicial.

La LFP y Corelia pedían al Juzgado, además de que nombrara un administrador judicial, la adecuación del plan de viabilidad y en su caso del plan de pagos a la nueva situación derivada del descenso del club a Segunda B.

Según el magistrado, parece así vincularse la falta de previsión en el convenio del eventual descenso de categoría con una necesidad de reconsideración del plan de viabilidad que según el criterio de los solicitantes solo un administrador judicial, nunca el consejo de administración podría afrontar.

"Cuestiones que no pasan de ser opiniones o manifestaciones de voluntad sin argumentación que las respalde", señala el juez.

Además, el juez considera que no cabe modificar el convenio aprobado por sentencia firme, que fue "aceptado y aprobado sin oposición y en el que se optó por no incluir limitación alguna de las facultades de administración".

El auto también determina que el hecho de que el convenio de acreedores se firmara sobre la premisa de que el club estuviera en Primera o en Segunda división, sin prever la posibilidad de descender a Segunda B, no es razón suficiente para permitir una reinterpretación y adaptación del convenio, del plan de viabilidad o del plan de pagos aprobados.

La resolución dictada en forma de auto por el juez Carlos Martínez de Marigorta en la que se desestima la petición de la LFP y Corelia de nombrar un administrador judicial para el Racing de Santander no es firme y aún cabe recurso de reposición.

Las razones

La empresa cántabra y el organismo que preside Javier Tebas decidieron, el pasado 30 de septiembre, dar este paso adelante por varias razones, entre ellas el incumplimiento de uno de los principales acuerdos: el pago a Hacienda. La entidad no abonó el millón de euros correspondiente al segundo plazo -la deuda total era de 9,5 millones- y la Agencia Tributaria decidió embargar de forma preventiva todos los ingresos del Racing, incluidos los 2,2 millones del fondo de compensación por el descenso que debe cobrar en este mes de octubre.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:30 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario