Domingo, 29 de septiembre de 2013

El Racing se impone con más autoridad que fútbol

El Racing se impuso al Caudal de Mieres (3-0) con más goles que brillantez, pese a que el partido se le puso de cara nada más comenzar. El gol de Borja Granero, que con un derechazo cruzado desde la frontal batió a Bielsa en el minuto 6, aventuraba una mañana plácida en El Sardinero, que estuvo a punto de torcerse en el primer tiempo. Porque tras el gol del mediocentro, el equipo de Paco Fernández se echó atrás, cedió el balón al rival, levantó el pie del acelerador como si el trabajo ya estuviera hecho y puso una acomodada velocidad de crucero que no gustaba nada ni al entrenador ni a la grada, que comenzó a pitar al equipo mediada la primera mitad. Razones había, porque desde el gol de Granero, fue el Caudal quien acumuló aproximaciones al área rival y ocasiones. Doménech, el mejor de los asturianos, lo intentó desde fuera del área, con poca fortuna, en los minutos 17 y 21, dejando en evidencia la escasa presión del Racing cuando no tiene el balón. Y el gran susto llegó en el minuto 40, cuando Borja Navarro superó a Agustín, se plantó solo ante Sotres y su disparo mordido fue sacado bajo palos por Javi Soria cuando los asturianos ya cantaban el gol del empate.

Del Racing no había noticias, salvo las ya conocidas de anteriores jornadas: escasa movilidad de los jugadores, lentitud en la transición de balón y abuso de los balones en largo. Pero esta mañana hubo una diferencia: la efectividad. El Racing sí ejerció de grande y en su segunda oportunidad sentenció el partido. Un maravilloso centro de Saúl desde la izquierda fue rematado a gol por Koné dentro del área pequeña con una pasmosa facilidad, ante la mirada de los centrales asturianos, espectadores en primera línea del 2-0. Fue la última jugada de la primera parte y la afición aún se frotaba los ojos viendo el resultado que reflejaba el marcador. Dos de dos y el partido en el bolsillo. Y el Caudal preguntándose qué había hecho para ir al vestuario con esa clara derrota parcial.

La segunda parte planteaba la interrogante de si el Racing iba a seguir jugando con el freno de mano echado o iba a regalar a la afición más fútbol ante la ventaja que tenía en el marcador y la debilidad del rival. Y optó por la segunda opción, viviéndose algunos de los mejores minutos de la temporada. Y así se fueron sucediendo las oportunidades en un arranque fulgurante: Nieto fue derribado por el portero en un claro penalti no pitado por el colegiado Rodríguez López y Koné se estrelló contra Bielsa después de una gran jugada individual. Se mascaba el tercero. Y llegó de la mano de Miguélez, que dejó destellos de su magia en una jugada digna de Messi: en un palmo se deshizo de Pantiga y Nacho y disparó con la derecha haciendo imposible la estirada de Bielsa. Minuto 60, 3-0 y se acabó de forma definitiva el partido. Lo sabía el equipo y lo sabía el míster, que hizo cambios para dar descanso a sus hombres más importantes: Miguélez, Andreu y Granero, que fueron sustituidos por Juanpe, Iñaki y Orfila, que debutaba en Liga con la camiseta racinguista.

El único interés del resto del partido era saber si la victoria fácil se iba a convertir en goleada, por el impetú de Koné, que no entiende de minutos de la basura: hasta tres ocasiones desaprovechó el costamarfileño para aumentar la cuenta goleadora. En el minuto 59, se enredó con el balón delante del portero; en el 61 disparó alto tras gran centro de Nieto desde la derecha; y en el 84 no pudo aprovechar un balón muerto dentro del área tras saque de falta de Iñaki.

Pero no subieron más tantos al marcador y el partido murió con una victoria cómoda, clara, del Racing, que impuso efectividad ante un rival muy flojo que el viernes había destituido a su entrenador. El Racing se regaló una alegría, con la victoria más contundente de la temporada, que le vuelve a aupar a los puestos altos de la tabla, y volvió a dejar la portería a cero, por segunda jornada consecutiva. Y sigue invicto: dos victorias y cuatro empates. Ante la amenaza de disolución que planea sobre el club, hoy, sobre el terreno de juego, las buenas noticias hicieron olvidar durante unos minutos todo lo que rodea al club. La afición lo agradeció con la sonora ovación regalada al equipo al final del partido.

Racing 3 - 0 Caudal
Racing: Sotres, Francis, Javi Soria, Agustín, Saúl, Andreu (Iñaki, min. 70), Borja Granero (Orfila, min. 80), Nieto, Miguélez (Juanpe, min. 60), Rubén Durán y Koné.
Caudal: Bielsa, Pantiga, Nacho, Landeira, Invernón, Matador (Rojas, min.72), Richard, Merchán (Javi Sánchez, min. 57), Doménech, Borja Navarro (Samuel, min.73) y Jorge.
Goles: 1-0 (min. 6): Borja Granero. 2-0 (min. 45): Koné. 3-0 (min. 60): Miguélez.
Árbitro: Óscar López Rodríguez, del Colegio Gallego. Mostró tarjetas amarillas a Francis, Rubén Durán, del Racing; y a Rojas, del Caudal.
Incidencias: 2.000 personas en El Sardinero. La Gradona de los Malditos exhibieron pancartas de solidaridad con los trabajadores de Sniace.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 17:52 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario