Viernes, 27 de septiembre de 2013

Francisco Pernía, fuera de la junta directiva de la Federación Española de Fútbol

Francisco Pernía ya no es miembro de la junta directiva de la Real Federación Española de Fútbol a pesar de que su nombre aún aparece en la lista de 51 vocales que refleja la página web del organismo federativo. El expresidente del Racing, que había conservado su puesto tras su salida del conjunto cántabro, no fue invitado este jueves a participar en la reunión que el órgano que preside Ángel María Villar celebró en Bilbao con motivo de los cien años de historia de la Federación Vizcaína. Fuentes federativas explicaron a este periódico que «ni Pernía ni Vilar (expresidente de la cántabra) forman ya parte del organismo».

Desde que accedió al cargo de presidente del Racing, Francisco Pernía forjó una buena relación con Ángel María Villar. Los años dulces del club cántabro en Primera cimentaron su buen entendimiento, que desembocó en el nombramiento de Pernía como integrante de su junta directiva. Un cargo, que como recogen los estatutos de la Federación, corresponde nombrar únicamente al presidente, que también es el encargado de las revocaciones. «Si no está llamado a participar en la reunión es que ya no pertenece a la junta directiva», explicaron las mismas fuentes. El encuentro, al que sí acudió el presidente de la Federación Cántabra, José Ángel Peláez, se celebró en La Casa del Deporte de Bilbao.

Cada vez que ha tenido ocasión y en sus círculos más cercanos, Pernía siempre ha presumido de su amistad con el presidente de la Española. Los años en los que fue presidente del Racing, que tuvieron su punto más álgido cuando el equipo se clasificó para jugar la Copa de la UEFA, estrecharon aún más los lazos. Sin embargo, la dimisión de Pernía y sus posteriores movimientos, en los que ha seguido dirigiendo el club en la sombra, podrían haber precipitado la decisión de Villar.

Suele ser habitual en el presidente de la Federación Española seguir conservado el puesto a sus más íntimos colaboradores, aunque ya no desempeñen cargos de responsabilidad en sus respectivos clubes o entidades. Francisco Pernía planteó su dimisión como presidente del Racing y la de todo su consejo de administración en octubre de 2011. Una propuesta que fue aprobada en la Junta General de Accionistas de diciembre de ese mismo año. A partir de ahí, el día a día del expresidente ha seguido ligado al club. Siempre ha sido el cerebro en la sombra del actual consejo de administración. También ha sido imputado, junto con Ángel Lavín, en la querella criminal impuesta por los exjugadores por delito societario continuado. Además, los administradores concursales y la Fiscalía le reclaman casi 5 millones de euros y piden que la calificación del concurso de acreedores sea declarada culpable. Las acusaciones de intento de amaño de partidos, donde fue él quien llevó la voz cantante para convencer al presidente del Girona Joaquim Boadas, tampoco le dejaron en buen lugar. A pesar de todas circunstancias, Ángel María Villar decidió no cesarle de su puesto de vocal.

Pero el racinguismo se sobresaltó en marzo del año pasado. Todos los aficionados contaban con que Pernía ya no pertenecía a la Española, pero unas imágenes de la reunión de la junta directiva para determinar en qué estadio se disputaría la final de la Copa del Rey entre el Barcelona y el Ahtletic desvelaron que el expresidente verdiblanco seguía formando parte del organismo que preside Villar. Antonio Corino, por aquella fecha director general del Racing, se apresuró a quitar hierro al asunto. «Nada más llegar al cargo envié un escrito a todas las instituciones oficiales indicándolas que la representación del club ya no la tenía el anterior presidente, sino yo», explicó, antes de asegurar que «estaba al tanto de la reunión y por eso no me ha cogido por sorpresa».

Con Shakira, en la Eurocopa

Desde ese momento, Francisco Pernía siguió acudiendo a todas las reuniones y viajes a los que el presidente Villar le convocó. Estuvo el año pasado en el palco del estadio Vicente Calderón donde el barcelonista Xavi alzó la Copa del Rey tras imponerse al Athletic. Un mes más tarde se produjo el último acto oficial federativo en el que se le ha visto. Pernía fue uno de los componentes de la delegación que acompañó a la selección española en la Eurocopa de Polonia y Ucrania, donde los de Vicente del Bosque revalidaron el título continental. La presencia de la cantante colombiana Shakira –pareja del barcelonista Piqué–, seguida por gran cantidad de fotógrafos y cámaras, delató su presencia y desató las iras de los aficionados racinguistas.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 16:02 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario