Mi?rcoles, 18 de septiembre de 2013

El Consejo de Administración del Racing prorroga la ampliación de capital

En contra de lo publicado ayer en el Boletín oficial del Registro mercantil, el Consejo de Administración del Racing de Santander ha decidido prorrogar el proceso de la ampliación de campital del equipo. Esta prórroga, añade el equipo, sigue estando abierta a todo el mundo en igualdad de condiciones y se ha realizado para "ofrecer una última oportunidad para iniciar una nueva etapa".

La razón,s egún explica una nota de prensa, es que este martes no se había cubierto la ampliación con el mínimo de capital social que exige la Ley de Sociedades Anónimas Deportivas, que en el caso del Racing asciende a 1.478.946,54 euros. Por debajo de esa cira, indica el Racing de Santander, "no es posible aprobar ampliación de capital alguna porque la Ley de Sociedades Anónimas Deportivas no lo permite".

"Las pequeñas suscripciones realizadas, por bien intencionadas que hayan sido, no llegaban desgraciadamente a cubrir ese mínimo legal, lo que hacía inviable la ampliación", apunta la nota.

El Consejo señala que la única alternativa para mantener viva la posibilidad de que alguien quiera aportar dinero como capital era prorrogar el plazo de la ampliación de capital.

De esta decisión y de todo el proceso de ampliación se dará cuenta a la Comisión de Seguimiento del Convenio de Acreedores en una reunión que se ha convocado para la próxima semana a esos efectos.

Muchas incógnitas

No se sabe bien ni el número de acciones suscritas, ni la cifra desembolsada, ni la posible aparición de un inversor, más allá de rumores de todo tipo sin fundamento.

El único movimiento confirmado fue el de la Asociación de Exjugadores del club, que depositaron a las diez de la noche 18.000 euros. Una cifra con la que quisieron hacer un gesto romántico, de cariño hacia el club. Y es que, aunque se unan al resto de paquetes accionariales minoritarios (el grupo de Javier Noriega, los títulos de AUPA...) y superen al de Alí Syed, el capital social resultante sería inferior al que exige la ley.

Los accionistas, aglutinados en torno a su asociación (AUPA), se esperaban «algún movimiento extraño de última hora». «Algo están tramando, seguro», admitían al filo de la medianoche. El club lo tiene todo controlado, ya que para participar en esta última fase era necesario contar con una autorización de la entidad. Permiso que se encargaba de otorgar un empleado del Racing: Ignacio Pernía, hijo del expresidente Francisco Pernía, al que se le vio por la mañana en la sede bancaria donde los accionistas debían hacer sus ingresos, Catalunya Banc.

Durante toda la jornada los rumores sobre la llegada de un posible grupo inversor se dispararon. Y es que ante el panorama que pintó hace unos meses Ángel Lavín y Carlos Ais era desolador. «Si la ampliación no se cubre, habrá que liquidar el club», dijeron. Los rumores acercar de la llegada de un posible inversor fueron el denominador común durante todo el día.

El proceso se ha saldado con poco más de 10.000 euros depositados en las dos primeras fases, así que sólo una fuerte inyección económica podría cubrir la ampliación. La entidad verdiblanca necesita que se alcance al menos la mitad de su capital social, en torno al millón y medio, para que la operación pueda aprobarse. Si no se regresaría al escenario anterior, donde Alí Syed, a falta de que se resuelva su litigio con Jacobo Montalvo acerca de la propiedad de los títulos, sería de nuevo el accionista mayoritario de la entidad. De esta forma, no se cumpliría la promesa del Consejo que lo vendió como un logro suyo al haber conseguido que el empresario indio renunciase al control de su poder accionarial.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 21:48 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario