Martes, 17 de septiembre de 2013

Rechazada la petición de Lavín para archivar la querella de los exjugadores

Ángel Lavín intentó detener la querella que la Asociación de Exjugadores del Racing interpuso contra él y contra Francisco Pernía «por delito societario continuado». El presidente verdiblanco, a través de la procuradora Gloria Payno Martínez, envió al Juzgado de Instrucción número 2 de Santander un recurso de reforma donde solicitaba el archivo de la misma. El pasado 11 de septiembre, Miguel Ángel Agüero, encargado de llevar el caso, decidió desestimar la petición porque cree que hay indicios de veracidad en los hechos denunciados.

El magistrado decidió admitir a trámite el pasado 4 de febrero la querella de la Asociación de Exjugadores que presentaron en nombre de todos ellos Víctor Diego y Gelucho. Después, Ángel Lavín envió un recurso en el que demandaba el archivo de todas las actuaciones. Sin embargo, el juez ha sido contundente en su auto, al que ha tenido acceso este periódico, y ha desestimado la petición del presidente del Racing. Una solicitud a la que en su momento también se opusieron los exjugadores y el Ministerio Fiscal.

«La petición de archivo (...) es del todo prematura toda vez que en el escrito de querella se relatan unas actuaciones que podrían tener encaje en el delito societario tipificado en el artículo 295 del Código Penal». Ese precepto citado por el magistrado contempla la administración desleal y disposición fraudulenta de bienes de una sociedad cometida por los administradores de hecho o de derecho o por los socios de una sociedad constituida o en formación.

La decisión de Agüero es un revés en las intenciones de Lavín para evitar sentarse a declarar como imputado junto a Francisco Pernía. Y es que esto podría ser el paso previo antes de escuchar en el banquillo la versión de los hechos del presidente y del expresidente.

Agüero insiste en su razonamiento que «es totalmente intrascendente –como argumento Ángel Lavín en su defensa– que su autor se encuentre formalmente facultado para realizar los actos que se dicen fraudulentos, por cuanto que lo verdaderamente relevante no es su habilitación legal para actuar en nombre de la sociedad, sino el hecho de que sus actuaciones se han podido realizar con abuso de sus funciones y en beneficio propio o de un tercero, causando un perjuicio económicamente evaluable a la sociedad».

«No he cometido delito»

Nada más conocer que el Juzgado había admitido a trámite la querella de los exjugadores, en el mes de febrero, Ángel Lavín aseguró a este periódico que «en los meses que llevo al frente del Racing, no creo que haya podido hacer algo que sea constitutivo de delito».

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:48 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario