Lunes, 22 de julio de 2013

Diego pide junto a Setién que dimita el consejo de administración del Racing

El Gobierno de Cantabria ha dado este lunes un paso adelante de apoyo al Racing y lo ha hecho con un gesto no exento de contenido. El presidente regional, Ignacio Diego, ha comparecido junto al exjugador y exentrenador del club Quique Setién, para pedir la dimisión del actual consejo de administración.

Setién representa el movimiento que ha formado un grupo de exjugadores del Racing para hacerse cargo de la gestión y dirección de la entidad como solución para su futuro. El presidente ha querido comparecer junto a él para dar su respaldo y buscar una salida definitiva a esta situación.

“Hemos hecho como Gobierno todo lo que podíamos hacer”, ha dicho el presidente, quien ha recordado que hay dos procesos abiertos en los que está inmerso el club: el judicial y el administrativo. Pero dicho esto, se ha sumado a la petición de dimisión del consejo de administración pedida instantes antes por Setién, y les ha rogado que “dejen el club en manos de otras personas a los que les mueve el ánimo del bien presente y futuro del Racing”. “De no ser así, puede haber otras causas que les lleven a hacerlo”, ha matizado el presidente, quien ha abogado por un proceso ordenado.

Diego ha recordado que el futuro del club también depende de "circunstancias jurídicas y administrativas", pero ha insistido "con contundencia y claridad", en que lo primero debe ser la dimisión del actual Consejo de Administración. Al ser preguntado por si hacía extensiva esa petición a Francisco Pernía, quien aun sin cargos está en muchas de las decisiones tomadas, Diego ha respondido: "se puede decir más alto pero no más claro, esta petición incluye a todos los que están en el consejo de administración y en el ámbito dirigente del Racing. A todos”. En este sentido se ha referido al expresidente, de quien ha dicho que duda que las personas que quieren "buscar la solución" para el Racing quieran contar con él.

Setién ha insistido en la necesidad de cambiar las cosas, porque los problemas se acrecientan de cara a la nueva temporada y a las categorías inferiores, con una "fuga masiva de jugadores de todas las edades": "Pido encarecidamente al consejo de administración que dimita porque ha hecho mucho mal y nadie les quiere, están causando unos perjuicios tremendos".

Setién ha insistido en que los exjugadores no quieren ser dueños del club, sino gestionarlo adecuadamente para sanearlo y devolvérselo a todos los cántabros. No hay peticiones de dinero ni al Gobierno ni al Ayuntamiento de Santander, "sabemos que no tienen ni un duro", pero su esperanza pasa en que ante una buena gestión, de confianza, los empresarios, la publicidad y la afiliación de socios, pueda ayudar económicamente al equipo. El entrenador del Lugo ha apelado a que, "por primera vez", el fútbol caiga "en manos de futbolistas" y no "en gente que no ha dado una patada al balón en su vida".

Ambos han respondido a Ángel Lavín, presidente del club, que no hay riesgos en una dimisión del Consejo de Administración, porque hay fórmulas para hacerlo de forma correcta. Setién ha recordado que los consejeros se pueden nombrar por 'cooptación' (mediante el voto de ellos mismos) o su salida puede llevar al Juzgado, que se ocupa del concurso de acreedores, a nombrar un administrador judicial que gestione el club y "no gente que nada tiene que ver con Cantabria ni con el fútbol".

De esta comparecencia se esperaban algunas pautas más concretas sobre la solución que la asociación de exjugadores plantea para el Racing, pero Setién ha vuelto a insistir que hasta que no se aclare la situación jurídica del club no se pueden tomar muchas decisiones. Sobre la ampliación de capital, ha vuelto a expresar su temor a la tercera fase, en la que el Consejo de Administración puede elegir al accionista mayoritario que más le interese.

Ampliación de capital

Sobre la segunda fase de la ampliación de capital del Racing, Setién ha reconocido que los exjugadores podrían acudir a esa ampliación si hubiera seguridad de que "no se iba a manipular", porque ha aclarado que "lo único" que falta es "dar más dinero" a los actuales dirigentes del club "para que sigan ahí".

Una vez que se produzca esa salida, Quique Setién ha afirmado que los exjugadores, como Pedro Munitis, Paco Liaño, Gonzalo Colsa, José Ceballos o José Moratón, entre otros, tienen "en la cabeza" cómo puede funcionar el club "de la noche a la mañana".

Lo primero, según el exfutbolista, sería relanzar La Albericia, en referencia a la cantera, estudiar "los números" y llevar a cabo actuaciones, como la contratación de jugadores, que fueran acordes al dinero que tiene el club y a lo que hay que hacer frente como petición del concurso de acreedores.

Setién ha asegurado que en Lugo ha hecho "un cursillo muy importante" de que "con poco dinero, se puede hacer", y ha dicho tener "el apoyo masivo" de la afición y de algunos empresarios, que han mostrado su disposición a estar con el Racing .

Sin embargo, ha insistido en que los exjugadores no quieren "poder" en el club, si no plantear cómo podría ser esa nueva gestión, porque ha explicado que el Consejo de Administración del Racing debería estar formado por "los socios más antiguos" que son "gente muy preparada y dispuesta".

Y en este periplo, ha asegurado que no se quiere pedir "ni un duro" al Gobierno ni al Ayuntamiento de Santander y, aunque no ha prometido que el futuro sea "perfecto" y que no tengan que acudir a la liquidación del club si la situación económica no se soluciona, sí ha reiterado que el futuro del Racing "sería mejor".

"Se puede decir más alto, pero no más claro. Estoy diciendo que dimita el Consejo de Administración", ha apostillado, en un momento de la rueda de prensa, el presidente cántabro, quien confía en que este "mensaje cale" en la actual dirección, a la que desde diversos ámbitos se ha pedido que salga del club.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 16:10 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario