Jueves, 18 de julio de 2013

Un equipo de emergencia para empezar

El Racing que ahora tiene en sus manos y con el que trabaja Paco Fernández es un equipo de emergencia. Hecho para poder comenzar la pretemporada al mismo tiempo que los rivales. Una veintena de jugadores, la mayoría del filial, que ya entrena bajo las órdenes del técnico asturiano. Caras nuevas que corren y rematan balones en las instalaciones de La Albericia junto a los veteranos Francis y Dorca. Koné, que sigue en proceso de recuperación, se ejercita aparte, junto a Gonzalo, que tuvo una lesión muy grave la pasada temporada. Y también ayer, fuera del grupo, trotó junto a uno de los ayudantes del nuevo míster Saúl Figueroa, el portero del filial que será, con toda probabilidad, el titular de la meta verdiblanca en Segunda B. La salida de Mario, el capitán, que ya ha reconocido que el club no tiene dinero suficiente para pagarle, y de Dani Sotres, que se busca la vida lejos de Santander, seguramente en las filas del Sevilla, han hecho que, por el momento, y si no surgen refuerzos de última hora, Saúl Figueroa y el juvenil Diego Gutiérrez, se ocupen de la meta cántabra. Además, el segundo del filial, Pablo Herrero, ya ha estampado su firma con el Rayo Cantabria, en Tercera.

Figueroa fue titular la temporada pasada con Racing B y realizó una buena campaña. Conoce bien la categoría y sus antecedentes están en los filiales del Levante y el Valencia, clubes de garantía. El juvenil Diego tiene futuro. No se amilana cuando entrena con los mayores y se le ven reflejos y, sobre todo, una técnica muy depurada. El Racing siempre ha cuidado mucho la preparación de sus guardametas y eso se nota a la larga.

Ayer, después acabar sus vacaciones y de viajar desde su ciudad natal a Valencia, de allí a Teruel y desde la localidad aragonesa, en coche, a Santander, Saúl Figueroa tuvo muy poco tiempo entrenar. Seiscientos kilómetros al volante sólo le permitieron realizar varias carreras por la banda y ver estirarse bajo los palos de las porterías, en La Albericia, a Mario y a Diego.

Parece que su futura titularidad le ha cogido por sorpresa al tinerfeño. «Bueno, la verdad es que mi pensamiento era venir aquí a trabajar y competir con el resto de los porteros, fueran los que fueran y, sobre todo, a ayudar al equipo».

Saúl Figueroa conoció ayer al nuevo míster. El resto del equipo le es muy familiar. Sobre Paco Fernández aseguró que «he tenido hoy muy buenas sensaciones, a pesar de no haber participado en el entrenamiento con el resto de los compañeros. Pero por lo que he hablado con él técnico me ha parecido una persona muy atenta y que, sobre todo, tiene muchas ganas de trabajar». Sobre el futuro del Racing en Segunda B, categoría que conoce de sobra, Saúl Figueroa reconoce que, «las cosas, por lo que se, aún no están claras del todo y quedarán futbolistas por venir. Tengo la gran suerte de conocer a todos los jugadores que ya están entrenando y creo que con algún refuerzo más haremos un buen papel. La de Segunda B es una competición dura en la que es muy difícil sacar puntos fuera de casa, por eso deberemos hacernos fuertes en El Sardinero y tener después la suerte necesaria para puntuar en los campos rivales».

El llamado a ser el sustituto de Mario Fernández, un futbolista muy comprometido con el Racing, se define a sí mismo como, «un portero muy trabajador, con la virtud de ser muy regular a lo largo de las temporadas. Soy rápido y manejo bien las dos piernas a la hora de sacar el balón. Creo que podría definirme como un guardameta muy completo».

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 20:39 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario