Lunes, 27 de mayo de 2013

Incidentes a la salida del estadio

Un pequeño grupo de aficionados racinguistas transformó la decepción tras el empate contra el Guadalajara en una inexplicable ira que terminó en lanzamiento de botellas, latas de cerveza y piedras y posteriores persecuciones y cargas policiales en los alrededores del estadio. Mientras los jugadores aún se encontraban en la ducha, algunos seguidores apostados junto a las vallas que protegen la entrada a los vestuarios y zonas nobles del Sardinero comenzaron a insultar y amenazar al presidente del Racing, Ángel Lavín, y a exigirle que diera la cara ante ellos.

Se mascaba la tensión, que estalló cuando una botella de cerveza y una piedra volaron hacia el autobús del Guadalajara e impactaron en su luna delantera, que no sufrió daños importantes. La Policía Nacional intermedió para poner fin a los incidentes, comenzaron las carreras y las cargas policiales, y arreció la lluvia de objetos, latas, palos... Una batalla campal en toda regla y en varias oleadas que hizo vivir momentos de miedo al resto de seguidores que esperaban pacíficamente la salida de los jugadores en busca de fotos y autógrafos. La refriega terminó con un aficionado detenido, varios contusionados y un fotógrafo de prensa herido tras recibir un puñetazo.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:53 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario