Viernes, 24 de mayo de 2013

Con una afición de '10', no se pierde

El poder de la grada. El Sardinero jugará un papel fundamental el próximo domingo en la necesaria victoria del Racing sobre el Guadalajara. El mismo estadio que ayer permaneció cerrado a cal y canto para albergar el ensayo general de los de Alejandro Menéndez. El asturiano escondió a puerta cerrada lo que prepara para ganar una nueva final. Ayer el estadio estuvo callado, pero los futbolistas solicitan que no deje de animar el próximo domingo. «Con una afición de '10', no podemos perder», sentenció Mario Fernández, capitán del Racing, y ayer la voz del vestuario. En casa, ante su público y frente a un equipo que supuestamente no se juega nada, el resultado no puede ser otro que un triunfo. «Se da todo para que volvamos a ganar», añadió el portero. Ha bastado con que la plantilla ofrezca un poco de su parte para que los aficionados acudan al rescate. Huérfanos de alegrías, hastiados de conflictos y tristezas, un solitario gol de Ferreiro en el último partido jugado en el estadio santanderino sirvió para sacar del letargo a los incrédulos. «La afición ha estado espectacular. Siempre hemos creído en nosotros, incluso cuando estábamos a siete puntos y llevábamos cuatro derrotas, y los aficionados siempre animaron».

Mario es de casa. Conoce perfectamente lo que es El Sardinero. Sabe que en las citas importantes nunca deja de «transmitir el aliento al jugador», y a ello se encomienda. Se busca que el grado de complicidad entre el equipo y la hinchada logré el mayor registro de la temporada.

Sin margen de error. En estas condiciones juega el Racing desde hace más de un mes. Cualquier traspié, cualquier concesión, sería el final. Cuando se juega un partido en esas circunstancias, ser portero cobra unas connotaciones especiales. «A lo mejor sí piensas en ello durante la semana, pero cuando sales al campo te olvidas». Jugándote «la vida» no importa mucho quién cometa los fallos, no obstante siempre hay diferencias. «Se ve mucho más y se recuerdan más tiempo. Está claro que si eres defensa o portero la situación es más delicada, pero para eso entrenas».

Todo por un triunfo

Dos triunfos consecutivos, aumento de la eficacia goleadora y una gran solidez defensiva para dejar la portería a cero. Los tres argumentos juntos son sinónimo de victoria y el trío de virtudes se ha conseguido en el tramo más importante de la temporada. Ante el RM Castilla y el Sabadell, Mario no encajó un gol, sin embargo para él es secundario. «Me daría igual que nos marcaran tres tantos si al final ganasemos por 5 a 3. Eso no es lo más importante, sólo queremos ganar».

La comparecencia del joven canterano finalizó aludiendo al eterno dilema: la supuesta relajación del Guadalajara. «¡Ojalá sea así!», admitió. Si esto ocurre y se cumple la máxima que en el fútbol dice que siempre gana el que se juega algo, los santanderinos podrían tener una opción de salir del descenso, sin embargo todo puede ocurrir. «Yo no me fío y en el vestuario no podemos pensar en ello. Tenemos que estar centrados en nosotros mismos, en continuar con la línea de juego de las últimas jornadas y en sumar tres puntos que, dependiendo de los resultados del Mirandés y el Murcia, pueden hacernos salir de los puestos de descenso».

Alejandro Menéndez tiene las ideas claras y ayer lo que hizo, tras los muros de El Sardinero, fue convencerse. Esta vez ninguno de los habituales se retiró por precacución, como fue el caso de Martí Crespí que completó el entrenamiento sin ningún problema e, incluso, Andreu, que no será titular, se sumó durante toda la sesión al grupo y superó sus molestias físicas. Todos cumplieron con el trabajo táctico y los ensayos de estrategia que el asturiano preparó. Al único al que el cuerpo técnico le dio un respiro fue a Kaludjerovic, que se ejercitó con sus compañeros una parte y la otra, la completó en solitario. Menéndez volvió a utilizar los partidillos para probar alguna alternativa por si fuera necesaria, además de para el habitual trabajo a balón parado. Contó con los canteranos Guitián, Quique Rivero y Barrio, que formaron en algunas de las alineaciones.

El técnico mantendrá la confianza en los futbolistas que ganaron en Sabadell. Francis, Crespí, Bocanegra y Pinto compondrán la línea defensiva. Por delante, a Yuste le volverá a acompañar Gullón en labores de organización. Ayer, Andreu le demostró al míster que se encuentra en condiciones, sin embargo Menéndez, pese a que el catalán es de su agrado, no arriesgará en un partido tan importante. En cuanto al potencial ofensivo, los resultados de los últimos partidos le han hecho el trabajo al entrenador. Assulin, Ferreiro y Jairo son insustituibles y tan sólo podría variar el puesto de delantero referencia. Quini es el que más opciones tiene después de que Juanmi haya pasado a un según plano y Koné haya perdido intensidad.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 17:02 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario