Jueves, 23 de mayo de 2013

Tres victorias le dan al equipo más de un 90% de opciones de salvación

Ganar los tres es un billete directo a la salvación. Directo, directo, no. Pero casi. Porque un pleno de los cántabros en las tres últimas jornadas sitúa sus opciones de quedarse en Segunda por encima del noventa por ciento. Incluso, dos victorias y un empate ponen el cara o cruz inclinado para el lado que interesa. Más de un sesenta. Pero todo lo que esté por debajo de sumar dos victorias e, incluso, no pasar de dos triunfos ante Guadalajara, Ponferradina y Hércules es una tómbola con muy pocos boletos en las manos de los racinguistas. La grada se sabe de memoria los números del presente: Huesca 38, Racing 41, Murcia 41 y Mirandés 43. Esos equipos ofrecen un total de 19.683 combinaciones posibles en la calculadora de la desesperación. Se trata de un estudio matemático de las posibilidades del Racing de salvarse (y, como consecuencia, de sus rivales). De menos a más. De sumar poco a sumarlo todo. Pero partiendo de una base, porque las posibilidades de mantener la categoría con algo menos que una victoria y un empate (o sea, con 45 puntos) son tan irrisorias que no merecen ni el tiempo de calcularlas. Con esos 45 puntos verdiblancos, el Mirandés se frota las manos. Porque el porcentaje de vida del Racing se queda en un milagroso 10,19%. Casi un imposible. En ese escenario, los burgaleses alcanzan el 65,71% y el Murcia roza el 23%. Hasta el Huesca llega a un 1,11%. A partir de ahí, la cosa mejora. Una victoria y dos empates de los cántabros ya le dan casi un 25. O sea, que con 46 puntos al final de una liga, se salvaría en una de cada cuatro temporadas. Ese balance le coloca ya con más opciones que el Murcia, aunque aún deja al Mirandés claramente por delante. Por delante del resto Es a partir de las dos victorias (47 puntos) cuando las opciones verdiblancas están ya por encima de las de sus rivales. Si suma dos triunfos tiene un 46,63% de posibilidades de no bajar. No alcanza el cara o cruz en igualdad de condiciones, pero ya supera los porcentajes de Mirandés (un 36,23) y Murcia (un 17,14). Queda lo mejor, la apuesta de los del 'Claro que se puede'. Menéndez, el entrenador, ya ha dicho que cree que el objetivo se puede conseguir ganando los dos de casa (Guadalajara y Hércules) y arañando un punto en Ponferrada. Su pronóstico, traducido en forma de números y estadísticas, es que ese resultado (que supone en la tabla alcanzar los 48 puntos) coloca al Racing con un 63,11% de posibilidades de salvarse. Una lotería, pero menos. Y la cercanía, sobre todo, de llegar al final dependiendo de uno mismo (algo clave para una última jornada que puede ser de infarto). En ese escenario, la calculadora le da al Mirandés un 25,51% y al Murcia un 11,38%. El éxtasis racinguista tiene forma de hoja de servicios inmaculada de aquí al último día de la Liga. Ganar los tres choques es contar con un 92,72% de salvarse. O sea, que si mantiene la racha iniciada ante Castilla y Sabadell sólo una desgracia le impediría quedarse en Segunda División. Fuente: El Diario Montañés
Publicado por Castro2 @ 19:49 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario