Martes, 30 de abril de 2013

El último 'milagro' de Nando Yosu cumple siete años

Las fechas son caprichosas. Con el negro horizonte del descenso a Segunda División B más presente que nunca, hoy se cumplen siete años del comienzo de la última gesta del entrenador 'milagro' del Racing. En aquel entonces, Nando Yosu, ayudado por Jesús Merino, aceptó una empresa bastante arriesgada. Ambos cogieron el relevo de Manolo Preciado, que se mostró incapaz de reconducir la situación y dimitió, y consiguieron que el equipo se mantuviese un año más en Primera División.

Tal día como hoy, pero hace siete temporadas, Yosu y Merino se estrenaron en competición oficial ante el Málaga. Preciado se había marchado sin que el equipo estuviera en descenso. La derrota sufrida ante el Getafe en El Sardinero (1-3) precipitó la decisión del astillerense. Quedaban cuatro jornadas para el final y el tándem Yosu-Merino debía reflotar el ánimo de la tropa y que esto se tradujera en resultados.

El primero no tardó en llegar. Aquella tarde en La Rosaleda aún es recordada por los aficionados. Casquero, Antoñito y en última instancia Juanjo consiguieron dar la vuelta a un encuentro que terminó con un sorprendente 2-3. El Racing, además, se veía ayudado por el resto de resultados de sus rivales directos.

El siguiente encuentro se perdió ante el Madrid y la gran gesta se produjo ante Osasuna, a falta de una jornada para terminar la Liga. Fue una auténtica apoteosis en El Sardinero. Dos goles, uno de Pablo Alfaro y otro de Antoñito, dieron la permanencia en una de las tardes más señaladas de la historia verdiblanca. Yosu salió a hombros del campo y se ganó el apelativo de entrenador 'milagro'.

Su cuarta gesta

Pero lo conseguido por Yosu no era la primera vez que lo hacía el 'brujo' de Munguía. El entonces técnico afrontaba su quinta etapa en el banquillo del Racing como entrenador de emergencia. En las temporadas 19995/1996 se hizo cargo del equipo tras la salida de Vicente Miera. Yosu cumplía la misión y dejaba al equipo en Primera. El club volvió a recurrir a su experiencia en la campaña 97/98 para ocupar el banquillo que dejó Marcos Alonso. Yosu no falló. En la temporada 2004/2005, el técnico de Munguía relevó a Lucas Alcaraz. Otro éxito más tras dejar al equipo en Primera División. Y la última vez, a la campaña siguiente. Todo un récord que difícilmente será superado.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 18:48 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario