S?bado, 27 de abril de 2013

El Racing muere de agotamiento

El Racing murió antes de llegar a la orilla. De agotamiento. Cansancio físico, y también mental por los continuos errores ante la meta rival. Otra vez, indulgencia y perdón para el rival. En esta ocasión, el Barcelona B. Y el conjunto cántabro lo pagó muy caro, quizá con un castigo (1-2) que puede lastrar su futuro en la categoría. Las caras de los jugadores y los aficionados, que 'nadaron' juntos durante los noventa minutos, no invitaban al optimismo tras el pitido final. No es para menos.

Contra el toque reiterado, presión asfixiante. El Racing apretó el fútbol de salón del filial blaugrana, que a veces rozaba el pasivo si en vez de fútbol esto fuese balonmano. Pero la agresividad cántabra fue eficaz e iba a tener premio. A la primera no, porque Jairo remató de primeras un centro de Koné al lateral de la red cuando se encontraba solo ante Masip.

El tanto llegó en el segundo envite. Jairo se vistió de Jairo, no del futbolista invisible. El canterano hizo un sombrero a su par, galopó hasta la línea de fondo y centró al área. Allí esperaba Koné, que, con la oposición del rival no acertó a rematar, pero el rechace lo aprovechó Gai Assulin para hacer el primero. El futbolista israelí se mostró peligrosísimo por la banda izquierda.

Jairo volvió a tener en sus botas las mieles del gol, pero de forma inexplicable falló una ocasión cantada. El de Cabezón se plantó solo delante de Masip, quien le entregó todo el palo largo, pero la pelota se estrelló en la pierna del guardameta. Fue el pinchazo en el globo del Racing, que, desde entonces dejó escapar un hilillo de aire a través del pequeño agujero. La agresividad y la presión se fueron debilitando y el Barcelona B encontró sus espacios. Más cómodo. A pesar de todo, el conjunto cántabro no pasó apuros.

El primer período se agotaba, cuando Juanmi perdió una pelota en la medular. El equipo blaugrana hizo del regalo una jugada con destino a Rafinha. El futbolista culé buscó el hueco entre las piernas de los defensas racinguistas y puso el punto de mira ajustado al palo. Mario, que no vio salir el balón, se tiró tarde y no pudo repeler el tiro. Era el empate y un jarro de agua fría.

Pero la desgracia cántabra no acababa ahí. Mientras ambos equipos se colocaban en sus posiciones, Mario se quejaba tendido en el suelo. El capitán y guardameta titular no podía continuar, lesionado en la jugada del empate, y tuvo que ser sustituido por Sotres al borde del descanso.

La segunda parte fue un quiero y no puedo y el aire cántabro siguió escapándose, al ritmo de las ocasiones falladas. Koné fue el dueño de todas. Un disparo horrible con la izquierda, un tiro cruzado que para Masip, y la más complicada, en escorzo, la mandó al palo. No hubo premio. La pelota besó las mallas blaugranas en un golazo de Jairo. Alegría... y decepción. El asistente levantó la bandera para volver a hundir la moral de una afición incansable, pero ya muy castigada. Magullada.

Entre tanto, Juanmi fue sustituido por Quini. Al malagueño hace tiempo que le acabó el crédito de la grada, que le despidió con pitos, aunque parece que Alejandro Menéndez sigue confiando en el delantero.

Llegaron los calambres, los gemelos por las rodillas y las caras de sufrimiento. El escenario perfecto para la paciencia catalana. Y el Barça B, no perdonó. Lobato agarró la pelota en la frontal ante los defensas cántabros que tenían intención de salir, pero las piernas no respondieron. Gol sin margen de maniobra.

Era la sentencia. La estocada mortal en el partido y una banderilla casi definitiva en la temporada. Las caras de los futbolistas cántabros tras el pitido final eran de poema. Dramáticas. De alguien que barrunta lo peor. Queda vida, la pregunta es si quedan fuerzas.

Racing 1 - 2 Barcelona B
Racing: Mario (Sotres, min 44); Francis, Bocanegra, Martí Crespi, Tiago Pinto; Jairo, Yuste, Gullón, Assulin (Ferreiro, min 68); Juanmi (Quini, min 63) y Koné.
Barcelona B: Masip; Balliu, Sergi Gómez, Lombán, Planas; Rafinha, Illie, Sergio Roberto; Deulofeu (Araujo, min 68), Espinosa (Luis Alberto, min 58) y Dongou (Lobato, min 77).
Goles: 1-0, min 10. Assulin. 1-1, min 43. Rafinha. 1-2, min 87. Lobato.
Árbitro: Jaime Latre (comité aragonés). Mostró cartulinas amarillas a Gullón, Quini, Bocanegra y Assulin y Mario (en el banquillo) por el Racing y a Sergi Roberto por el Barcelona B.
Incidencias: Partido de la trigésima sexta jornada de la Liga Adelante, disputado en los Campos de Sport de El Sardinero ante 11.784 espectadores.

Fuente: El Diario Montañés

 


Publicado por Castro2 @ 15:56 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario