Mi?rcoles, 24 de abril de 2013

El Racing se aferra al efecto Sardinero

La parte baja de la tabla clasificatoria es algo así como el infierno. Seis equipos lo rozan pero ninguno quiere precipitarse y caer. Cada uno lucha con sus armas y se encomienda para no descender. El Racing, uno de los implicados, se aferra con todas sus fuerzas para seguir creyendo. Los futbolistas están convencidos de que lo conseguirán, pese a que más que un pensamiento empírico es un acto de fe. Ellos están convencidos de que los cuatro partidos que deben jugar en El Sardinero serán su tabla de salvación.

Hasta que termine el campeonato aún faltan siete encuentros por disputarse. Una eternidad, sobre todo, si se tiene en cuenta que cada jornada los implicados en el descenso se empeñan con sus resultados en agrupar las diferencias entre ellos. De hecho, la derrota el pasado fin de semana del Mirandés ante el Real Madrid Castilla hizo que el Racing, pese a perder en Villarreal, tuviera la zona de salvación a sólo tres puntos. Quedan siete 'finales' como han llamado los futbolistas verdiblancos al calendario que tienen por delante. Lo más positivo es que de esos 21 puntos en juego, los de Alejandro Menéndez se juegan doce en casa. «Estamos en una situación difícil a sólo tres puntos de salir y disponemos de siete partidos para conseguirlo», aseguró ayer Tiago Pinto. El defensa portugués se agarra, como el resto de sus compañeros, al nivel de juego que viene desplegando el Racing en los últimos cuatro encuentros para asegurar la presencia la próxima temporada en Segunda División. «Sabemos que esta es la línea que debemos seguir. Hemos hecho cuatro buenos partidos, aunque los resultados no lo demuestren. Seguimos con confianza para afrontar un buen encuentro en casa ante el Barcelona», añadió.

A los verdiblancos les restan dos enfrentamientos más para terminar el denominado 'Tourmalet', en el que ya han jugado contra los primeros clasificados de la tabla. Tras la vista del conjunto catalán, los de Alejandro Menéndez deben viajar a Andalucía para enfrentarse al Almería. El equipo del exracinguista Christian Fernández, ubicado en zona de play off, pugna por la segunda plaza que da derecho al ascenso directo. Será el final del tramo más duro del calendario para los cántabros.

A la siguiente jornada vendrá a El Sardinero el Real Madrid Castilla y después tendrán que medirse al Sabadell a domicilio. Guadalajara y Hércules en casa, con el viaje a Ponferrada de por medio, serán los enfrentamientos que despejarán todas las incógnitas.

«El vestuario está convencido y los partidos de casa se ganarán fijo», afirmó hace un par de días el debutante Javi Barrio en estas mismas líneas. Su compañero Pinto, lo certificó ayer. «Todos los partidos van a ser como una final, pero sabemos cómo debemos afrontarlos. Debemos competir como en los últimos cuatro encuentros», explicó. Sin embargo, los precedentes no son buenos. Aunque el nivel del equipo no era el mismo, el Racing sólo consiguió cuatro puntos en la misma fase del calendario en la primera vuelta. El mal rendimiento supuso el despido de Fabri y la llegada de Aurelio Gay al Banquillo. Además, el Racing sólo ha marcado un gol en los últimos encuentros. Algo que intentará corregir Menéndez esta semana.

Fuente: El Diario Montañés

 


Publicado por Castro2 @ 20:12 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario