Martes, 26 de marzo de 2013

Las conferencias del Centenario se centran la década del 1933 al 1943

La Asociación de Peñas Racinguistas celebra este miércoles 27 de marzo la tercera charla dentro del ciclo de conferencias sobre el Centenario del Racing, en esta ocasión, sobre la tercera década de vida del club, entre 1933 y 1943, titulada "el trágico final de un esplendor inolvidable".

En aquellos tiempos, el Racing fue un grande de la Liga y, en la primera década de competición, acumuló un subcampeonato, un tercer puesto y dos cuartos. Se trata de un rival respetado y respetable, reconocido y reconocible, con unas claras señas de identidad que enganchan al aficionado. Sin embargo, el estallido de la guerra en 1936 trunca su trayectoria. Los Campos de Sport se convierten en campo de concentración, los trofeos son requisados, la actividad social se suspende, algunos jugadores se exilian, otros fallecen.

Cuando cesa la guerra, todo se reorganiza, incluso el nombre del equipo, que recupera el título de 'Real' perdido en la República. Pero el nuevo tiempo político impone salidas de jugadores carismáticos, lo que sumado a las numerosas bajas y las penurias propias de la época, impiden la confección de una plantilla competitiva. Así, el Racing desciende a Segunda por vez primera en 1940. La afición piensa que será algo pasajero, pero el incendio de Santander, en febrero de 1941, acaba por minar la moral y economía de la ciudad, lo que repercute en el club, que, además, también pierde su nombre oficial por Decreto del General Moscardó, pasando a llamarse Real Santander Sociedad Deportiva, nombre que, por otra parte, jamás fue aceptado por el racinguismo. La década culmina con un nuevo desastre: en la temporada 42-43 descenderá a Tercera División y la directiva dimite, asomándose el club a la desaparición. Será la Federación Cántabra quien se haga cargo de la entidad para reconducir su futuro.

Fuente: El Diario Montañés

 


Publicado por Castro2 @ 19:37 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario