S?bado, 23 de marzo de 2013

El Racing viaja a Lugo con el objetivo de salir de los puestos de descenso

Los de Alejandro Menéndez quieren salir hoy de los puestos de descenso a costa del Lugo, pero para ello necesitan que el Mirandés les eché un cable y pierda su enfrentamiento ante el Girona. Es el principal objetivo del técnico asturiano, además de firmar un buen encuentro donde la primera parte del equipo no sea catastrófica, como ha sucedido en los dos partidos que ha dirigido desde que llegó.

El preparador asturiano reconoció ayer que su plantilla se topará con «una sensación de alivio momentáneo», si es capaz de abandonar la zona roja de la tabla. Hoy, frente al Lugo de Quique Setién, tiene una buena ocasión para conseguirlo. Sin embargo, necesita que su equipo encuentre un punto de inflexión en su juego, que le permita mantener más la pelota, encontrar la fluidez necesaria en el centro del campo y la eficacia rematadora en la delantera.

Ha sido una semana estresante para el técnico verdiblanco. La mala imagen que dieron sus pupilos ante el Xerez le ha hecho reflexionar y prepara cambios para el partido de hoy. Sin embargo, el míster ha jugado al despiste y ha ensayado «diferentes alternativas». El mal encuentro que realizó Gullón le obliga a buscarle recambio en el centro del campo, aunque sólo se ha llevado a Lugo a tres mediocampistas. Andreu es fijo y su pareja podría ser Óscar Pérez. También Yuste podría jugar ahí, aunque Menéndez rechazó utilizar al murciano en la medular dado su gran rendimiento como central. En caso de que diera marcha atrás, Bocanegra podría regresar a la zaga y acompañar a Crespí. Además del americano, Menéndez ha incluido en la lista a Jairo y a Tiago Pinto, que con diversas molestias a punto estuvieron de quedarse en tierra. El defensa portugués regresará al lateral izquierdo en detrimento de Borja Docal.

Por su parte, el extremo de Cabezón de la Sal no jugará de inicio. Un golpe en el vasto externo le ha mermado físicamente y además su actuación ante el Xerez no dejó contento al entrenador. Esta puede ser la gran oportunidad de Koné de demostrar, desde la banda derecha, que es algo más que un jugador revulsivo que sale en las segundas partes para poner patas arriba los encuentros. Ferreiro, uno de los jugadores más en forma, será el que juegue por la banda izquierda.

En la delantera Menéndez también tiene muchas dudas. Quini y Juanmi no han dado el rendimiento esperado, aunque ayer el míster jugó al despiste con los periodistas cuando le preguntaron por las posibilidades de que ambos se quedasen en el banquillo. Sin embargo, ambos podrían tener hoy su última oportunidad. Quini podría jugar más cerca del área y Juami debería demostrar su olfato goleador. Por si acaso, el serbio Kalu está preparado para una eventual titularidad.

En la zona tranquila

Por su parte, los gallegos se han afianzado en la zona tranquila de la clasificación con su victoria ante el Murcia el pasado fin de semana (0-1), la primera a domicilio en la segunda vuelta.

Encadenar otro triunfo supondría para el Lugo acariciar la permanencia porque dejarían a los cántabros a doce puntos y con la diferencia de goles a su favor tras el empate de la primera vuelta. Será un partido emotivo para Quique Setién, que se mide por tercera vez esta temporada al equipo que lleva en el corazón, al que no pudo superar ni en la Liga (0-0) ni en la Copa del Rey (0-1).

Esta vez podría asestar un duro golpe a su equipo del alma, aunque aseguró que, incluso con una derrota en el Anxo Carro, los santanderinos tendrían tiempo para salvarse. El preparador cántabro ha recuperado para el partido a su máximo goleador, Óscar Díaz, que se perdió el partido de Murcia por sanción; al central 'Lolo' Pavón, aunque no será titular; y, además, ha podido contar con uno de sus titulares indiscutibles, el centrocampista Carlos Pita, que arrastró molestias esta semana.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 0:56 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario