Viernes, 22 de marzo de 2013

Comunicado íntegro enviado por las Peñas del Racing tras el incidente entre Bernardo Colsa y Harry

Hasta el día 11 de marzo, las peñas habían presentado tres requerimientos solicitando el ejercicio del derecho de información en lo relativo a la petición del acta y los certificados de los acuerdos sociales.

A partir del día 11 decidimos acudir todos los días a las oficinas del Club a requerir el acta. No hay noticias. El 12 presentamos un cuarto requerimiento. El 13 recibimos una contestación firmada por Ángel Lavín en la que se indica que en breves fechas tendremos la documentación querida. Nosotros entendemos que, en breves fechas, después de casi tres meses de celebrada la Junta, es de forma inminente. El jueves 14 acudimos pero no hay documentación. El viernes 15 no recibimos nada más que buenas palabras. En todas las ocasiones pedimos hablar con alguien pero el Presidente, o está reunido o está de viaje. Del secretario externo no hay noticias.

Comienza esta semana con una nueva visita. No hay ninguna respuesta nada más que la típica "no tengo nada que decir" por parte de la recepcionista. Decidimos hablar con nuestros abogados para hacer el requerimiento vía judicial y así se lo decimos a la recepcionista para que se lo traslade al Presidente.

El martes 19 volvemos a visitar las oficinas y nos dicen que seguimos sin noticias.

El miércoles 20 volvemos y nos dicen que al día siguiente nos contestará el Secretario Externo, sr. Berdejo, a través de un escrito o papel (sic).

Ese mismo día, por la tarde, acudimos a la notaría a requerir el acta. La Notaria no está pero nos atiende un empleado que nos remite al Racing. Le decimos que estamos hartos que nos vacilen y les enseñamos una carta que en su momento nos entregó Berdejo diciendo que el acta estaba en la Notaría. Además dijimos que existen varias resoluciones de casos similares que obligan a los notarios a entregar los actas y que, a parte de eso, apelamos a los artículos 224 y 231 del Registro Notarial.

Al día siguiente, jueves 21, volvemos a las oficinas y nos encontramos con la misma situación: no hay nada y no no hay nadie. El escrito que nos iban a dejar no está. Advertimos que volveremos al día siguiente y que queremos que alguien del club nos de una respuesta, que subiremos la escalera y acudiremos al despacho y si hay que acampar, se acampará.

Esa mañana nos llama la Notaria y nos comenta que ya ha recibido nuestro encargo, que ella no tiene ningún problema en entregárnoslo y que se así se lo comunicará al sr. Berdejo. Me dice que me pase la mañana del viernes y qué tipo de copia quiero. Absolutamente cordial por ambas partes, la pido una copia simple, pero ante lo que nos dice, que llamará al sr. Berdejo, mantenemos las cautelas; entendemos que este aún no lo sabe y, al no fiarnos, preferimos no decir nada a nadie hasta que tengamos de verdad el acta.

El viernes 22, hoy, a las 10.15 horas, dos miembros de las Peñas nos presentamos en la Notaría. La titular no está, pero un empleado nos entrega la copia. Nos dice que si la Notaria nos había comentado el precio; le decimos que no; nos dice que son 100 euros pero que, en cualquier caso, nos llamará la Notaria para comunicárnoslo. Le decimos que no hay problema, aunque entendemos que la copia la debe pagar la sociedad. El empelado nos dice que ya nos llamará y nos entrega el acta.

Con la misma nos dirigimos al Club a por el resto de documentación, los certificados de los acuerdos sociales. Para nosotros son claves para ver el movimiento del Registro Mercantil y ver si han inscrito el famoso acuerdo de 1998 sobre la entrada con cinco acciones. De la que llegamos a la puerta coincidimos con la salida de Angel Lavín. Le digo que a donde va, que llevamos dos semanas buscándole y nos contesta con tono de burla que ahí nos ha dejado un papelito. Voy donde él y le exijo respeto y el cumplimiento del derecho de información, no un papelito. Me dice que cómo se nota que hace mucho que no salgo en los medios, que ya tengo el circo montado para darme el gustazo -nosotros no hemos convocado a nadie porque precisamente sabíamos que podíamos tener el acta esa misma mañana a través de la Notaría, aunque era público y conocido por todos que acudiríamos; de hecho, llevábamos acudiendo durante nueve días consecutivos-.

A partir de ahí se suceden una serie de reproches absolutamente mezquinos y lamentables en los que Angel Lavín, en tono amenazante, me reta a "vernos a solas para que te enteres de verdad", varias veces, y le llega a vejar con comentarios insidiosos.Yo le inquiere si son amenazas y si me está diciendo que "me va a dar de hostias", aconsejándole que "deje de hacer el payaso". Vuelven de nuevo sus comentarios insidiosos sobre una situación personal.

Entramos a las oficinas a por los certificados y la recepcionista nos entrega el famoso "papelito" en el que nos dicen que ya tenemos el acta. Nos negamos a firmarlo porque no hemos pedido el acta solamente, que ya le tenemos, sino que queremos los certificados. Exigimos hablar con alguien del Club. Nos pasan con el sr. Corino que bastante tiene con aguantar nuestros lamentos. Llega la Secretaria y nos dice que el sr. Berdejo le ha dicho que los certificados están incluidos en el acta, a lo que le respondemos que no es así y que les queremos.

Nos emplazamos al lunes. de repente vemos el tweet oficial del Racing, con información sesgada y falsa. Exigimos explicaciones a Alberto Aparicio que no nos las puede dar.

Visto lo visto, decidimos mandar este escrito para vuestra información.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 22:42 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario