Jueves, 21 de marzo de 2013

Menéndez piensa en Assulin y Kaludjerovic como la posible delantera ante el Lugo

Alejandro Menéndez tiene claro que el sábado en Lugo va a hacer cambios. Assulin y Kaludjerovic se fueron ayer a su casa en tensión, ya que desde hace más de cuatro meses ninguno de los dos es titular con el Racing y ambos entran en las quinielas del técnico asturiano para jugar esta semana. Los dos futbolistas formaron ayer en numerosos ensayos que el entrenador realizó en una jornada de trabajo intensa, completa y accidentada. Fue una prueba, pero si finalmente se decanta por ella los damnificados serían Quini y Juanmi. La alarmante falta de eficacia de los dos atacantes podría ser la razón de que Menéndez esté planeando variar sus planteamientos.

No sólo hizo probaturas en la delantera, sino que también aprovechó un partido para realizar ensayos en el centro del campo. La duda hasta última hora de saber si Jairo podrá recuperarse de la fuerte contusión que sufre en el vasto externo de su pierna derecha condiciona la alineación. Para sustituir al cántabro, el técnico baraja situar en la banda a Juanmi o al propio Assulin. Cualquiera de los dos podría ocupar el puesto del canterano. Lo que parece improbable es que se decante por dos delanteros de las mismas características como son Quini o 'Kalu'. Si juega uno, el otro será suplente. Ayer fue una mañana de probaturas en búsqueda de la alineación que aporte las mayores garantías para ganar en Lugo. La sesión fue intensa. Los jugadores observan que todos tienen posibilidades de contar para el nuevo míster y eso lo notó el aficionado que presenció el trabajo. También fue completa, porque a las dos charlas que Menéndez volvió a tener con los jugadores en el campo, se unieron los partidos de rigor y varios ejercicios específicos. El técnico se llevó a una portería a los delanteros -Quini, Juanmi, Koné, Saizar y Kaludjerovic- y entrenó personalmente con ellos. Y fue accidentada, porque Pinto y Bocanegra se retiraron del entrenamiento con sendas molestias. El portugués sintió un dolor en el abductor del que se lesionó la semana pasada y por no forzar se fue a la ducha. Algo muy parecido a lo que le ocurrió Bocanegra, ya que el americano sufrió un estiramiento en el abductor mediano de su pierna derecha y también decidió retirarse. Por la tarde se sometió a una ecografía que confirmó que no sufre nada grave. Ante la falta de centrales en la plantilla, Julián Luque ejerció de zaguero en el centro de la defensa sustituyendo al americano. Salvo sorpresa, lo único que parece tener claro el técnico es la columna vertebral de su equipo, con Mario, en la portería, Yuste y Crespí, como centrales, y Andreu y Gullón, en la medular.

«Si quiere el míster, juego»

«Depende del míster, pero si él quiere, estoy para jugar», aseguró Gai Assulin. El israelí empieza a ver la luz en un túnel en el que se metió hace más de cuatro meses, tras ser operado de su hombro. Después de interminables entrenamientos en solitario, el habilidoso futbolista podría volver al 'once' el próximo sábado. «Me encuentro muy bien. Los minutos que jugué el otro día me vinieron bien. Estoy contento por el gol y mi hombro lo pongo a prueba en cada entrenamiento y parece que responde». Su velocidad y versatilidad le hacen ser diferente al resto de compañeros. Es obvio que le falta ritmo, pero puede convertirse en el mejor 'fichaje' para este tramo de Liga. «Es evidente que necesito tiempo para estar a tope, pero me siento muy recuperado y con muchas ganas».

A Menéndez parece que le convence. Le hizo jugar ante el Xerez y es probable que lo haga ante el Lugo. A Assulin le viene «bien el estilo de juego del entrenador, porque quiere atacar y quiere tener el balón» y, además, para el israelí, ahora el equipo «estará mucho más convencido de que puede ganar y tiene mucha confianza en salir del descenso».

El futbolista ha tenido mucho tiempo para analizar a su equipo desde fuera. Su lesión le ha mantenido apartado de las convocatorias y su opinión sobre la mala posición en la tabla del Racing es clara. «Los resultados fuera de casa no nos han dejado tener continuidad. Cuando no ganas la dinámica es mala y eso hace que la temporada haya sido pobre». El israelí admite que cuatro entrenadores en un año «son muchos», pero que «son cosas del fútbol». Ahora es tiempo para «adaptarse a las nuevas ideas» de Menéndez, pero «sin tardar». Assulin, que dejó Inglaterra para fichar por el Racing, no se arrepiente «porque no tenía sentido seguir allí sin jugar y preferí venir a un buen club como éste». En verano afrontará un importante compromiso internacional con su selección Sub-21, sin embargo «no es momento ahora de preocuparme de ello, ahora quiero pensar en contribuir a salvar al Racing».

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 18:17 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario