Jueves, 21 de marzo de 2013

Vista para sentencia la demanda contra Diego sin necesidad de que éste vaya a juicio

El presidente regional, Ignacio Diego, no tendrá que ir a juicio por la demanda por intromisión al honor que presentó contra él, el director de Relaciones Institucionales del Racing, Sancho Michel. La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) –Diego es aforado- ha dejado hoy vista para sentencia la demanda tras decidir que no era necesaria la celebración de un juicio oral. En un plazo máximo de 20 días debe haber fallo.

El TSJC ha acogido hoy la vista previa del caso –solo con la presencia de abogados-, en la que los letrados han planteado nuevas pruebas e impugnado algunas de la parte contraria sobre lo que ha resuelto la Sala. La conclusión tras el debate es que a juicio del TSJC y dado que existe conformidad por ambas partes, demandante y demandado, sobre las palabras de Diego que provocaron la demanda, no es necesario celebrar un juicio en el que éste tenga que declarar o en el que se sustenten las pruebas pedidas por la acusación, y desestimadas porque no se centran en el delito en sí de intromisión en el derecho al honor, sino sobre el momento y el proceso de la expulsión y baja de Michel del PP.

Las palabras de Diego por las que ha sido demandado se produjeron en el transcurso de una entrevista radiofónica, en la que Diego dijo, en relación a la situación en la que se encuentra el Racing de Santander, que el ahora director de Relaciones Institucionales del club había sido expulsado del PP por "traición e indignidad". También hacia una serie de afirmaciones sobre su situación en el PP, del que fue militante, y su sueldo en el club de fútbol.

La acusación había pedido el testimonio en juicio de Diego, algo que a juicio de la defensa “solo responde a un mero afán de notoriedad”, pero el TSJC lo rechaza porque sus palabras están grabadas y aportadas como prueba y las dos partes están conformes con su contenido.

Las partes también han aceptado hoy que Diego concluyó estas manifestaciones diciendo que eran datos “según se ha conocido en círculos deportivos”, mientras la acusación se ha opuesto –sin resultado- a la admisión en este momento procesal de un informe de la cadena Mix FM, del programa de Walter García, en el que se reconoce que en esos días se había debatido en la emisora sobre estas cuestiones. No hay grabación debido a un problema informático.

Las pruebas y documentación aportada y pedida por la acusación se centra en las fechas en las que Michel se dio de baja voluntaria en el PP, en el año 2010, a pesar de que hay una resolución de la dirección del PP de 26 de septiembre de 2012 en la que se acuerda la expulsión del director de Relaciones Institucionales del Racing. La defensa de Diego, el letrado Javier Uribe, ha explicado la causa de esa contradicción en una error informático que tuvo el partido a nivel nacional y que mantuvo a Sancho Michel como afiliado a pesar de haber tramitado la baja. De hecho hay una notificación de la Comisión Nacional de Garantías del PP de la posible nulidad de esa expulsión porque ya estaba dado de baja.

La abogada de Michel, María Álvarez, también pidió una prueba pericial para determinar si las fechas de las sucesivas notificaciones sobre las expulsión de Michel habían sido o no manipuladas. La sala ha rechazado todo ello tanto en la vista previa de hoy como en la celebración de un juicio oral –que ha sido rechazado- porque lo que se juzga no es la legalidad o no de la expulsión sino la presunta intromisión en el derecho al honor de Michel de las declaraciones de Diego en el programa de radio Buenos Días Cantabria.

Los hechos son competencia de la Sala de lo Civil y Penal del TSJC por ser el presidente regional aforado.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:16 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario