Mi?rcoles, 13 de marzo de 2013

La mano izquierda de Menéndez

Viene en el manual que todos los entrenadores aplican cuando desembarcan en un barco que navega a la deriva y del que deben coger el timón con fuerza para enderezar el rumbo. Llegan cargados de buenas intenciones, con el objetivo de contar con todos los jugadores y la esperanza de convertirse en el revulsivo capaz de dar la vuelta a la situación. El debut de Alejandro Menéndez no difiere de este estereotipo. El técnico asturiano demostró en su primera convocatoria un talante conciliador. Levanto el 'castigo' a Jairo, devolvió la titularidad a Ferreiro, repescó al defenestrado Kaludjerovic e hizo un guiño a Julian Luque, que regresó a la lista de convocados.

La táctica de Menéndez es hacer borrón y cuenta nueva. Dice no querer saber nada del pasado para que así nada le influya en sus decisiones. Su antecesor en el cargo, Aurelio Gay, hizo lo mismo, pero poco a poco fue cambiando de opinión. Aterrizó en Santander asegurando que la plantilla había sido «maltratada» y que necesitaba «cariño». Incluso tomó la misma decisión que Menéndez en su primera lista de convocados. Rescató del olvido a Kaludjerovic, el futbolista serbio que lleva tres tantos en la liga y del que el club pretendió deshacerse en el mercado invernal. Gay debutó ante el Sabadell, en la jornada 15, y puso al serbio de titular en ese partido. Nunca más volvió a jugar con el técnico madrileño. El domingo, ante el Murcia, Menéndez le dio ocho minutos de juego. Los ocho finales. Sustituyó a Ferreiro y tuvo una ocasión que no pudo finalizar cuando el balón se le embarulló en los pies.

Pero el mensaje integrador de Menéndez no se centró únicamente en su apuesta por el ariete balcánico. El técnico asturiano dispuso el sistema táctico, un 4-4-2, con el que más cómodo se sienten sus jugadores, y donde Jairo volvió a estar en su lugar natural, el que más le gusta, la banda derecha. El de Cabezón de la Sal había sido excluido por Gay de la última lista después de varios rifirrafes durante los entrenamientos. Menéndez llegó y le pasó de la grada al césped. El gesto del técnico fue recibido con agrado tanto por los jugadores como por la grada. Por primera vez los futbolistas jugaban en su posición y no a pierna cambiada, como sucedía con Gay. Además, Ferreiro, que ocupó la banda izquierda, recuperó la titularidad tras haber sido suplente en Soria. A pesar de su buen ritmo, el exentrenador madrileño decidió dejar al gallego en el banquillo. Una decisión que los aficionados nunca llegaron a entender.

También Menéndez tuvo otros gestos cariñosos con jugadores que esta temporada no han contado demasiado, como Julián Luque que regresó a la convocatoria.

Trabajo por hacer

Además de todo lo anterior, el míster ha tomado otras decisiones menos visibles que han elevado la confianza de la plantilla. La gestión de la preparación física que llevaba hasta la semana David Pérez supuso la precipitada salida de Aurelio Gay del banquillo. La plantilla no estaba nada contenta con sus métodos y así se lo hizo saber al presidente. Tras varias charlas, Ángel Lavín propuso relegar a Pérez, algo a lo que el técnico madrileño se negó en rotundo y supuso su despido. Desde su llegada, Alejandro Menéndez se adaptó al sustituto que el club le ofreció, Juan Iglesias, antiguo preparador físico de Fabri y que seguía en las filas del club. Desde entonces, ambos han recuperado lo que los futbolistas denominan como «normalidad». Entrenan por la mañanas, los lunes hacen una sesión regenerativa, los martes descansan... Nada de tener el día de descanso a 48 horas del partido, ir a La Albericia a trabajar por las tardes, salir a correr el mismo día del encuentro a las ocho de la mañana...

Esta semana la planificación semanal se conoce desde el mismo domingo y los jugadores tienen un esquema al que atenerse. Sin embargo, con todo esto, Menéndez debe saber conjugar sus decisiones y evitar que para lograr la paz y la unión del vestuario la balanza siempre se incline de un mismo lado.

Como siempre, el tiempo dictará sentencia.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 18:33 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario