Viernes, 01 de marzo de 2013

Lavín intenta distanciarse de Alí Syed en vísperas de la sentencia sobre la propiedad del club

El presidente del Racing, Ángel Lavín, y Horst Weber, consejero del club cántabro, ha iniciado una operación para intentar desmarcarse del máximo accionista de la entidad, Alí Syed, en vísperas de que se haga pública la sentencia sobre la titularidad del club que enfrenta al empresario indio con el anterior propietario, Jacobo Montalvo. Para maquillar la sumisión durante estos meses a Syed, Lavín y Webber le han enviado una carta, fechada el pasado martes, donde ambos dirigentes le envían un ultimátum: o invierte más en el equipo para posibilitar su ascenso a Primera División o dimiten. Aunque aún no se conoce la fecha en la que la jueza Mar Cabrejas emitará su veredicto, todas las fuentes consultadas por este periódico aseguran que podría ser “inminente”. Las mismas fuentes, tal y como se vio en la vista previa y en el día del juicio, creen que “lo más normal” es que la magistrada dé la razón a Jacobo Montalvo, que de esta manera recuperaría la propiedad. Sin embargo, la jueza aún debe pronunciarse sobre el recurso de recusación que contra ella impuso el Racing, así que hasta que no salga este laudo no se conocerá la sentencia definitiva.

Ante este panorama, los dos únicos representantes del consejo de administración que se han manifestado -José Campos ha dimitido, Manolo Saiz está al margen, Rodríguez-Quiroga apenas se deja ver y Alí y los suyos están desaparecidos- han decidido emprender una maniobra que les desligue del propietario del club, al que han representado durante todos estos meses.

Además, en la misiva, los dos consejeros hacen un guiño a la afición en su intención por acercar posturas e intentar cerrar la herida abierta con los aficionados e incluso con las autoridades. En este sentido, dicen que “ante la desesperación de los fans y seguidores; podemos entender a la afición y sus reacciones desesperadas” e incluso reconocen estar “avergonzados”. En la misiva, llena de reproches al todavía propietario del paquete mayoritario de acciones del club, Lavín y Weber explican que pese a haber comenzado el centenario “no nos sentimos con ganas de celebración” y por eso expresan “su más profunda preocupación por el terrible estado del Racing” y le demandan “que por favor se ocupe del club, no podemos permitir decepcionar a todo el mundo aquí por más tiempo”.

Por último, en el escrito, Lavín y Weber le hacen siete peticiones. Que viaje a Santander para escuchar a los aficionados y autoridades; que responda a todas sus preguntas; que revele sus planes para el club, que empiece a invertir; que resuelva sus disputas legales; que trabaje junto a ellos; que cumpla lo prometido.

Carta de Weber a las peñas

Pero la maniobra de maquillaje del consejo de administración del club no se ha centrado únicamente en el máximo accionista de la entidad, sino que también ha sido dirigido a las peñas. Horst Weber ha enviado un correo electrónico esta mañana a la Asociación de Pequeños Accionistas del club donde el abogado suizo explica sus intenciones. “Estamos aquí para el beneficio del club y estamos interesados en una cooperación con los fans y con todos los que estén interesados en salvar a la entidad”, ha escrito. “Juntos podemos tener éxito, solos estamos perdidos”, sentencia antes de solicitar al presidente de las peñas, Bernardo Colsa, que le traslade sus pensamientos.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 15:36 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario