Martes, 19 de febrero de 2013

'Lo de Huelva es un paso atrás'

«Lo de Huelva es un paso atrás», asegura Quini. El delantero lo tiene claro. Con un Racing en una situación tan delicada, una derrota sólo puede suponer dar ventaja a sus rivales. No hay muchas más lecturas. El delantero madrileño reconoció ayer, tras el entrenamiento que el equipo llevó a cabo en La Albericia, que cuando se pierde «uno siempre está mal». Quini realizó autocrítica y admitió que perder en Huelva es una mala noticia. «Después de dos victorias, caer derrotados frena nuestra progresión. Habíamos conseguido hacer muchas cosas bien y debemos pensar en volver a hacerlas». Eso es precisamente lo que demandó ayer el ariete. «Debemos analizar los errores y corregirlos». Aún no lo han hecho, pero «queda toda la semana para hacerlo».

Y es que el Racing del pasado domingo no tuvo nada del equipo que ganó en Gijón o al Huesca. No fue eficaz y ni tan siquiera estuvo bien plantado en el campo. Las crónicas onubenses tildaban a los cántabros de poco valientes. «Estuvimos atrás, pero no se trató de no ser valientes. El Recre es un equipo que toca bien en su campo y te va metiendo y nosotros decidimos meternos atrás para intentar defender mejor. El objetivo era dejar la portería a cero». Es decir, que el paso atrás en la ambición fue premeditado y, en consecuencia, la derrota producto de dicha debilidad. Los andaluces fueron mejores y el Racing sólo pudo ser capaz de defenderse, mientras pudo. Ahora bien, todo tiene una explicación, o varias.

Más que un hecho aislado

Al acabar el partido en el Nuevo Colombino Aurelio Gay compareció en una rueda de prensa en la que ofreció su particular visión sobre la derrota de su equipo. «Hemos tenido un despiste», afirmó el técnico. Para Gay, el partido se perdió en una jugada puntual que «solemos defender bien. Un córner que nos han rematado de cabeza y nos ha costado el partido». Sin embargo, el choque en tierras onubenses dejó más cosas que un simple error en una acción aislada. Se retomaron viejos errores que parecían superados como la falta de posesión, la intensidad en defensa y el carácter ganador. Salvo un par de ocasiones de Juanmi, el equipo no se acercó a la meta rival. «Nos faltaron ideas». En eso sí coincidieron delantero y entrenador. El buenhacer del Recreativo nubló al Racing y, de nuevo, le convirtió en el equipo dubitativo que ha sido esta liga, salvo en contadas excepciones.

Quini tiene experiencia en situaciones muy similares a esta. Con el Alcorcón salió airoso de algo muy parecido. El delantero es de la teoría de que no se puede poner la vista muy lejos. «La única manera de salvarse es ir partido a partido. Ahora jugamos contra otro rival directo. Tenemos varios enfrentamientos en nuestra casa y contra equipos que se juegan lo mismo que nosotros. En eso debemos pensar».

El técnico, por su parte, antes de viajar al sur ya adelantó lo que podía pasar. «Si perdemos volveremos al infierno». Y eso es lo que ocurrió. Ayer no dio tiempo a realizar esa autocrítica colectiva de la que habla Quini, pero a buen seguro podría llegar hoy. Juntos -jugadores y técnico- deben buscar la solución para volver a la senda de la victoria. Para ello deben repasar errores de bulto que se cometieron y que saltan a la vista. El propio Quini, cuyas características de delantero de área son de sobra conocidas, jugó muy lejos de la portería rival. «Yo tengo un juego que se conoce, soy un atacante referencia y los jugadores como yo vivimos en el área y sufrimos cuando estamos fuera de él. Sin embargo, si el equipo me pide jugar así, lo más importante es lo que el equipo necesite», admitió el madrileño. Las virtudes que hicieron que este futbolista marcara alrededor de 20 goles por temporada los dos últimos años se esfuman cuando se aleja de la portería. Es obvio, y en Huelva lo hizo muy alejado.

Quini no se escondió y reconoció que se encuentra «molesto» porque «no llegan los goles». «Los delanteros vivimos de los goles y yo, aunque ya he recuperado el ritmo que necesitaba, no los estoy marcando y eso me enfada». El ariete fue el primero en realizar un análisis de lo sucedido, lo lógico es que la plantilla le siga. Ayer, los que jugaron ante el Huelva realizaron carrera continua y el resto entrenó de manera más intensa. Gay sabe que esta semana, al menos, tendrá que hacer un cambio. Dorca está sancionado.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 19:14 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario