Lunes, 04 de febrero de 2013

Admitida a trámite la querella criminal de los exjugadores contra 'Harry' y Pernía

El juez ha admitido a trámite la querella criminal presentada por la Asociación de Exjugadores del Racing, contra el actual presidente del club Ángel Lavín, 'Harry', y contra el anterior dirigente, Francisco Pernía, por "un delito societario continuado". Ahora que la querella ha avanzado judicialmente y en el supuesto de que Pernía y Lavín pudieran ser condenados, la Justicia establece una pena de 27 a 48 meses de prisión para este tipo de delitos. Sin embargo, el magistrado ha dicho que no ha lugar a las medidas cautelares para la administración judicial de las acciones, tal y como solicitaban los exfutbolistas, aunque en el transcurso de la instrucción se podrían adoptar otro tipo de medidas.

El Juez pedirá una gran cantidad de documentación, acerca de su gestión en estos últimos años, a los dos dirigentes para la instrucción del caso.

Una representación de la Asociación acudió el pasado 27 de diciembre a los Juzgados de Las Salesas para presentar el documento, compuesto por más de 500 folios contra Francisco Pernía y Ángel Lavín.

A diferencia de otras acciones emprendidas contra el expresidente y el actual presidente, en esta ocasión los exfutbolistas decidieron acudir a la vía penal. Aunque con varias semanas de retraso, según las estimaciones iniciales, el colectivo fue recopilando todos los datos necesarios para intentar que la querella fuese admitida a trámite, algo que ha surtido efecto. Como manifestaron en noviembre, su intención era denunciar «todas las actuaciones que están llevando a cabo y que puedan considerarse como administración desleal», es decir, aquellas que emprenden los directivos que «adoptan decisiones en perjuicio de una sociedad y de cualquiera de sus accionistas, y en beneficio propio o de terceros».

En su intención de cercar lo máximo posible a los responsables, la asociación prefirió sólo denunciar al antiguo presidente, Francisco Pernía, y al actual, Ángel Lavín, 'Harry'. En el caso de haber hecho extensible las acusaciones al resto de componentes de los dos consejos de administración, se habrían arriesgado a tener que hacer declarar a algunos de los consejeros extranjeros que no residen en España y que, por tanto, podrían haber dilatado el proceso.

Otro de los objetivos perseguidos por los exfutbolistas era que el juez designase, de forma cautelar, un administrador judicial de las acciones. Una solicitud ya pretendida por otros organismos (Gobierno regional, Asociación Unificada de Pequeños Accionistas...) y que nunca ha tenido éxito. Los exjugadores se basaban en el antecedente del Betis, donde el juzgado que llevó el caso nombró un administrador judicial de las acciones del entonces máximo accionista, Manuel Ruiz de Lopera. Sin embargo, el magistrado ha asegurado que no ha lugar a estas medidas, aunque deja la puerta abierta a adoptar otro tipo de decisiones a lo largo de la instrucción.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 18:56 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario