S?bado, 19 de enero de 2013

Otro partido horrible y la enésima derrota

Otro mal partido del Racing que termina con el mismo resultado: derrota. El guión verdiblanco sigue siendo el mismo. Despistes defensivos, falta de intensidad... De la primera parte de Alicante y la de Las Palmas, apenas cambió el rival. Y así, poco a poco, la línea que marca la frontera entre la salvación y el desastre del descenso, se aleja cada vez más. El gol de Vitolo, que volvió loco a Goikoetxea durante todo el partido, dio la victoria a un conjunto canario que pudo marcharse al descanso con un resultado insalvable de no ser por las intervenciones de Mario y por el desacierto de los delanteros.
El partido supuso la tercera victoria de la UD al Racing en esta temporada al Racing. Una en Copa y dos en Liga. Y con una superioridad más que evidente.
La primera mitad fue un monólogo del equipo canario, que pronto comenzó a acumular llegadas y ocasiones de gol, así como falta de puntería. El desafine de los delanteros locales y un concentrado Mario permitieron al Racing permanecer con vida durante los 90 minutos. De no haber sido así, al descanso podrían haber sido 5 ó 6. Quién sabe.
La renovada defensa visitante, con Tiago Pinto en la izquierda y Goikoetxea en la derecha, fue un coladero por los laterales. Especialmente por el defendido por el vasco. Vitolo, Chrisantus y Thievy explotaron estas carencias para hacer daño a un Racing que, en ataque, apenas perturbaba al conjunto amarillo.
Sin embargo, por uno de los dos flancos tenía que llegar el gol. Era cuestión de tiempo. Una jugada individual de Dani Castellanos, llevó la pelota hasta Thievy, que, con un pase a la espalda de Goikoetxea, habilitó a Vitolo, que batió a un Mario desesperado por los marcajes.
El gol, en vez de incentivar al Racing, trajo aún más ocasiones para los canarios. Por eso resulta inexplicable que al descanso se llegase con el resultado de 1-0. Exiguo.
El Racing dispuso de una muy buena ocasión. Nada más. Y hubo que esperar hasta el minuto 37 para poder verla. Quini recuperó la pelota en el área local y sirvió a Juanmi, cuyo disparo mandó a córner de manera espectacular Raúl Lizoain. El ex del Málaga estuvo desaparecido y desasistido durante todo el encuentro. Por su parte, el otro debutante, Tiago Pinto, fue de menos a poco, pero dejó claro que le gusta mucho atacar, pero no tanto defender. Demasiado espacio siempre a su espalda.
Ese despiste no descompuso a Las Palmas, que siguió dominando y cuyo único pecado fue no cerrar el partido con ocasiones de Murillo y Vitolo ante un Mario Fernández soberbio en su amplia gama de rechaces y paradas.
El Racing ofreció mejores prestaciones al inicio del segundo tiempo, con más presión y presencia en campo contrario, y Jairo, desde la derecha, fabricó la primera ocasión con un centro que despejó David García de cabeza bajo los palos. No mucho más. El partido en este período fue algo más igualado, pero el dominio continuó siendo para los locales. Además, sin ocasiones es imposible empatar. Y sin puntos, salvarse.
Mientras que en el equipo montañés entraron Koné y después Luque, Las Palmas realizó cambios de contención en una fase del partido en la que los isleños tampoco emplearon su mejor arma, el contraataque. En uno de ellos, una ocasión de Javi Guerrero, fue repelida de nuevo por Mario Fernández.
La mejoría del Racing fue insuficiente para poner en aprietos a los locales, y lo único que mantuvo vivo el partido fue el suspense por la mínima diferencia del marcador. Un suspense que, si no cambian las cosas pronto, puede irse al garete en lo que concierte a la salvación del Racing.

UD Las Palmas: Raúl Lizoain; David García, Deivid, Murillo, Dani Castellano; Momo (David González, min. 81), Nauzet Alemán (Vicente Gómez, min. 64), Hernán, Vitolo; Chrisantus (Javi Guerrero, min. 69) y Thievy.

Racing: Mario Fernández; Goikoetxea (Luque, min. 70), Héctor Yuste, Bocanegra, Tiago Pinto; Óscar Pérez, Marcos Gullón (Jorge Alonso, min. 83); David Ferreiro, Juanmi, Jairo (Koné, min. 64); y Quini.

Gol: 1-0. Min. 27: Vitolo.

Árbitro: Iñaki Bikandi Garrido (Comité Vasco). Mostró tarjeta amarilla a los locales Thievy, David Garcia y Vitolo, y a los visitantes Óscar Pérez, Goikoetxea, David Ferreiro y Jorge Alonso.

Incidencias: partido de la vigésima segunda jornada de la Liga Adelante disputado en el Estadio de Gran Canaria ante 11.341 espectadores. El Racing vistió de negro y José Aurelio Gay, su entrenador, vio el partido desde el antepalco por sanción. Se guardó un minuto de silencio en memoria del exdirectivo local Juan Manuel Delgado Bethencourt.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 22:52 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario