Viernes, 30 de noviembre de 2012

Las peñas critican el 'descaro ilimitado' del Consejo del Racing

La Asociación de Peñas Racinguistas (APR) seha mostrado "hondamente" preocupada por las consecuencias sociales que pueda generar la decisión del Consejo de Administración del Real Racing Club de presentar acciones judiciales con el objeto de emprender "una política de tolerancia cero contra la violencia".
Desde APR se manifiesta que las Peñas condenan toda expresión de violencia, pero critican que Sancho Michell, al que califican de "iletrado 'botones' del Consejo" utilice semejante titular para justificar la presentación de una denuncia basada, en líneas generales, en argumentos "peregrinos, equivocados en algún caso y falsos en muchos de ellos". Además, los representantes de los aficionados consideran que dicha iniciativa en los días previos a un partido "no ayuda en nada a apaciguar el ambiente y es irresponsable".
El colectivo de peñas cree "necesaria" la denuncia de la violencia, pero "con la contundencia de la verdad y con la serenidad y seguridad de ser creíble", para lo que creen que primero deben darse la autocrítica en la gestión de la 'crisis del Villareal' (órdenes que se dan a la vigilancia privada, "extralimitación de sus funciones" y la "irresponsable" retirada del cordón de seguridad al finalizar el partido) y por una exigencia al Consejo de Administración para que emprenda una campaña de "tolerancia cero contra el presunto saqueo, la nefasta gestión y la desvergüenza" en la administración de la entidad, tal y como se ha conocido esta semana en el informe de los Administradores Concursales respecto a la calificación del Concurso. Sobre este último asunto desde APR se pide que se presente una Acción Única de Responsabilidad contra Francisco Pernía, José Campos y Alí Sayed, todos ellos "implicados en las irregularidades conocidas esta semana".
"Sólo así serán creíbles", concluye en su comunicado la Asociación de Peñas, para quien esta última cuestión "es lo que pone en peligro la viabilidad del Club y lo que genera tensión" y el resto son cuestiones que "sólo pretenden adornar el complejo victimista que desde el 20 de mayo preside todos y cada uno de los actos de este Consejo y aumentar el descaro y la desvergüenza".
"Una provocación"
Tras la reunión mantenida entre la Asociación de Peñas Racinguistas con el delegado del Gobierno, Samuel Ruiz, el colectivo tomó la deicisión de no convocar actos o manifestaciones que pudieran elevar la tensión ambiental, algo que los aficionados también quieren que se traslade al Consejo de Administración.
Por el contrario, desde el colectivo que representa a los aficionados se critica que, al mismo tiempo que tenía lugr dicha reunión, desde el Real Racing Club se decidiera iniciar acciones judiciales contra la afición, justo antes de un partido, con una denuncia "inconsistente" que califican de "una provocación" más que de una "verdadera campaña contra la violencia".
El domingo, tarjetas rojas
La Asociación de Peñas Racinguistas ha manifestado también su intención de no "entrar en su juego" (por el club) y reafirma su compromiso de convocar para el domingo tan sólo los "típicos actos de protesta" durante el minuto trece de cada tiempo, aunque en esta ocasión invitan a los aficionados a enseñar una tarjeta roja que se entregará a las puertas del estadio. Con esta simbólica medida el colecctivo de aficionados desea lanzar un aviso directo al Consejo de Administración: su "expulsión" del Real Racing Club.
Igualmente, desde el colectivo que representa a las peñas se pide a instituciones, empresas y colectivos en general, que se abstengan de acudir al palco.

Fuente: El Diario Montañés

 


Publicado por Castro2 @ 16:10 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario