Viernes, 30 de noviembre de 2012

La APR dice que rebajará la tensión, pero critica a la seguridad del club

«Nos han pedido que se rebaje la tensión y nosotros estamos dispuestos a ayudar». El presidente de la Asociación de Peñas Racinguistas (APR), Bernardo Colsa, se comprometió a colaborar, «en la medida de lo posible», para que el domingo no se repitan los incidentes que tuvieron lugar en el último partido en casa ante el Villarreal. Lo hizo durante un encuentro mantenido ayer con el delegado del Gobierno, Samuel Ruiz, y el inspector de Policía Luis Arce, en el que también se denunciaron determinadas actuaciones llevadas a cabo por parte de la seguridad privada del club. El, además, portavoz de los minoritarios entiende que alcanzar la paz «no depende sólo de los aficionados», y espera que la petición se traslade al club «de la misma forma que a nosotros».
De hecho, los peñistas fueron los primeros en alertar a sus interlocutores de que «la situación de tensión que se está generando en torno al Racing puede acabar algún día en problemas». Colsa señaló durante el encuentro que «nosotros no vamos a ser cómplices, ni partícipes de ello, condenamos por supuesto todo tipo de violencia», y, como así dejaron claro, «estamos dispuestos a ayudar». Prueba de ello es que, a pesar de que se barajaron otras iniciativas, como una quedada masiva a la entrada del palco de El Sardinero, finalmente el único acto de protesta previsto en el partido ante el Almería es la exhibición de 7.000 tarjetas rojas en el minuto 13.
Aunque aún no está decidido si las cartulinas, que se repartirán en las puertas del estadio, llevarán, o no, el lema 'SOS Racing-Fuera chorizos', los peñistas entienden que, de una forma u otra, «no tiene que haber ningún problema para que se acceda con ellas al estadio». Lo contrario sería «demostrar una actitud fascista» por parte del club. «Nosotros no queremos ninguna guerra, pero que no nos digan que no podemos protestar».
En relación con ello, la comitiva de tres miembros de la APR no dejó pasar la oportunidad, ante el delegado del Gobierno y la Policía, de manifestar su malestar por algunos comportamientos concretos de la seguridad privada del club durante los últimos encuentros. Entre otras cosas, achacan que los exhaustivos registros que se están llevando a cabo en los accesos al campo en busca de interceptar pancartas de 'SOS Racing-Fuera chorizos', así como algunas provocaciones que, según la APR, tuvieron lugar a pie de banda en el encuentro ante el Villarreal, alimentan el clima de tensión que se está generando alrededor de la entidad. En palabras de Colsa, con esas actuaciones «están vulnerando el derecho democrático a expresar una opinión. Ya está bien de que la desvergüenza de esta gente se manifieste en toda su extensión y los malos seamos los demás».
Los peñistas quisieron aclarar, eso sí, que la responsabilidad de todo esto no es de los propios trabajadores de seguridad, que «cumplen lo que les dicen y, por lo tanto, lo respetamos muchísimo». La achacan a «quienes les dan órdenes», como la de los «cacheos indiscriminados con un comportamiento muy ofensivo».
Protección al Consejo
La delegación de la APR también aprovechó para quejarse, durante la entrevista, de «la presencia permanente» de la Policía Nacional en cada actividad efectuada por el Consejo este verano. «Cuando nosotros hemos tenido problemas no hemos llamado a nadie. Entendemos que la Policía está para otras cosas».
Ruiz y Arce manifestaron su preocupación porque algún aficionado cruce la raya y tenga que lamentarse alguna desgracia, momento que sirvió a los peñistas para aludir a la «pacífica» concentración de la semana pasada en Peña Herbosa como prueba del buen comportamiento del racinguismo.

Fuente: El Diario Montañés

 


Publicado por Castro2 @ 16:09 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario