Mi?rcoles, 28 de noviembre de 2012

El Gobierno defiende su estrategia en el Racing como la 'única vía' posible

El consejero delegado de Sodercan, Miguel Cabetas, ha asegurado que la estrategia del Gobierno regional en relación a la situación accionarial del Racing es "la única vía" posible y ha invitado a los pequeños accionistas a aportar los informes que avalan las propuestas que ellos hacen.
La Asociación Unificada de Pequeños Accionistas (Aupa) pide que el Gobierno ejecute la opción de compra que tiene sobre las acciones del empresario indio Ahsan Ali Syed (reconocida en la cláusula cuarta del contrato) o, en su defecto, que ceda ese derecho a un tercero (la cláusula séptima).
Así lo ha vuelto a plantear su presidente, Bernardo Colsa, en la reunión de trabajo mantenida entre la asociación y el consejero delegado de Sodercan, en la que también han participado el director general de Cantur, Roberto Media; el director gerente del Instituto Cántabro de Finanzas (ICAF), Jorge de Cos, y varios representantes de Aupa.
Desde la asociación aseguran que ejecutar alguna de esas dos cláusulas previstas en los contratos firmados en Zúrich con Ali Syed -que le dieron la mayoría accionarial del club- facilitaría una solución más rápida para el Racing.
Pero los representantes del Gobierno han explicado los riesgos de esa opción que, a su juicio, podría generar "bastantes más problemas" de los que ya hay sobre la mesa.
Y es que, según ha señalado Cabetas, ejecutar cualquiera de las cláusulas supondría reconocer validez al contrato, justo lo contrario de lo que pide el Gobierno en el proceso iniciado ante la Corte de Arbitraje de la Cámara de Comercio de Madrid.
"Estamos yendo a por la cuatro, la siete, la uno, la dos, la tres... Estamos yendo a por todas", ha enfatizado el consejero delegado de Sodercan, quien ha asegurado que el Gobierno ha "explorado por activa y por pasiva" la vía de ejecutar esas cláusulas.
Según dice, no se quiere ejecutar una sola cláusula, que probablemente no lleve "a nada", sino ir "un paso más allá". El objetivo es recuperar las acciones y volver a la situación "original", previa a la firma del contrato entre Ali Syed y el anterior accionista mayoritario, Jacobo Montalvo.
"Estamos intentando anular unos contratos que se hicieron en perjuicio de los cántabros y del Racing", ha resumido el director general de Cantur, Roberto Media.
Además, Miguel Cabetas ha recalcado que el Gobierno tampoco puede ceder su derecho de compra a un tercero porque hay medidas cautelares inscritas en el Registro Mercantil a raíz del proceso judicial iniciado por Montalvo contra Ali Syed para reclamar la propiedad de las acciones.
El consejero delegado de Sodercan ha subrayado que el Gobierno "ha intentado buscar lo mejor para el Racing y la forma más eficiente y rápida" de recuperar sus derechos.
Sin embargo, Aupa cree que volver a la situación previa a los contratos de Zúrich "se va a demorar más" que la ejecución de las cláusulas cuarta o séptima, y sostiene que dilatar la solución en el tiempo "hace que la posible recuperación del dinero del Gobierno de Cantabria sea más difícil".
Bernardo Colsa ha insistido en pedir al Ejecutivo que considere su propuesta como una solución transitoria y ha preguntado al Gobierno si ha habido en las últimas semanas contactos con algún grupo interesado en comprar el Racing.
A Cabetas no le consta ninguna reunión. Colsa, por su parte, ha asegurado que un empresario brasileño se ha puesto en contacto con él, para interesarse por el club, y él le ha remitido a Ali Syed, a Montalvo y al Gobierno.
Aupa también ha preguntado si el Gobierno se plantea iniciar acciones penales contra Ali Syed por estafa, y el consejero delegado de Sodercan ha respondido que "se harán todas las acciones legales que correspondan".
Por último, la asociación ha preguntado qué hará el Gobierno si el Racing entra en liquidación, un escenario del que Cabetas espera "no tener que hablar nunca" porque no se produzca.
Después de casi dos horas, la reunión ha culminado sin ningún cambio respecto a las posiciones iniciales de cada una de las partes, que también tuvieron un desencuentro antes de sentarse a hablar por la presencia de los medios de comunicación.
El Gobierno había convocado a los periodistas para asistir a la reunión, pero los representantes de Aupa querían que celebrarla a puerta cerrada, según Bernardo Colsa, para mayor operatividad, e informando después a los medios.
Al final, tras las protestas de algunos periodistas, Aupa ha accedido a que permanecieran en la sala.

Fuente: El Diario Montañés

 


Publicado por Castro2 @ 18:51 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario