Martes, 27 de noviembre de 2012

Los administradores piden que se condene a Pernía a devolver casi 5 millones al Racing

Los administradores concursales del Racing piden que se condene a Francisco Pernía, expresidente del club, a devolver al Racing 4.938.924 euros, según se recoge en el informe de calificación del concurso de acreedores que han presentado ante la jueza Mar Hernández.
En el informe realizado por Ramón Camarena, Santiago Ruiz Asenjo y Alejandro Alvargonzález se pide además que el concurso de acreedores del club se declare culpable y hacen responsables de ello a Pernía, al dueño del club Alí Syed y a la empresa de este último y dueña de las acciones WGA. Para los tres afectados se solicita la inhabilitación, por un plazo de cinco años, para administrar bienes ajenos o representar o administrar a cualquier otra persona. E incluso los administradores acuerdan la "perdida de todo derecho como acreedores concursales".
Los que quedan prácticamente exonerados de toda culpa en este escrito de los concursales son el resto de integrantes del anterior Consejo del club, entre ellos Roberto Bedoya, quien durante la época de Pernía fue director general del club y responsable de sus números. De estos se dice que han colaborado con la administración concursal para realizar este amplio informe, que tiene 40 páginas y otros 273 folios más adjuntos, con documentos de todas las operaciones sospechosas.
En el informe se apunta de manera directa y señala como máximo culpable de todas las irregularidades detectadas a Francisco Pernía, que ocupó los cargos de presidente y consejero delegado del Racing desde mayo de 2006 a diciembre de 2011. Según los administradores "todas las actuaciones se decidían de manera personal, directa y única por él".
El informe desgrana algunas con todo tipo de detalles y las califica como perjudiciales para los intereses del club, y señala que no hay justificación ni soporte documental de ellas. Así, apunta que en la compra de Tchité (costó 5,5 millones) se pagó además 1.000.000 de euros más al Anderlecht por un partido que debía haberse jugado en el verano de 2008 pero que nunca se jugó ni tampoco se exigió su celebración".
Igualmente en la compra de Smolarek hubo una irregularidad similar. Se pagó al Borussia 825.000 euros "por un asesoramiento que nunca hubo y por un partido que nunca se jugó". En la venta de Zigic al Valencia, el Racing paga a García Quilón, representante y agente FIFA, 725.000 euros, a pesar de que no existe ningún documento que acredite que él era el representante del serbio. También en la venta de Garay al Real Madrid los administradores cree que hubo irregularidades, ya que se pagó 600.000 euros a Eugenio Botas por esta operación, cuando el técnico Miguel Ángel Portugal ha declarado que no hubo intermediarios. A Botas se refiere el informe en otro aparatado en el que se recoge que el representante "ha cobrado del Racing 1,3 millones de euros y algunas de sus gestiones las ha facturado hasta en dos ocasiones".
También se refleja la cantidad que el club pagó a José Campos durante su anterior etapa en el Racing, en la actuó como relaciones públicas. El ahora consejero de Seguridad cobró, en la temporada 2007/08, 108.000 euros por sus servicios y 16.900 para cenas de navidad "sin que hubiera contrato alguno".
El informe también resalta que "la indemnización injustificada" de 100.000 euros que Campos se llevó cuando le despidieron. Otro de los despidos en los que no coinciden los datos recogidos por los administradores es en el de Jesús Merino, secretario técnico del club hasta 2008. Dicen que "se pactó pagarle 29.257 euros en el Orecla, pero finalmente se le dan 100.000 euros más sin justificar".
También habla el informe del Audi S5 que conducía Pernía durante su etapa en el club, valorado en 84.000 euros. Se dice que "fue una adquisición innecesaria de un vehículo de lujo en una situación negativa".
En lo que se refiere a los gastos de representación, los administradores señalan que con Pernía en el poder eran cinco veces más que los que se generaron en el periodo del concurso.
La jueza de los mercantil, Mar Hernández, tiene ahora que trasladar este informe de los administradores a la Fiscalía de lo Mercantil. De todas maneras, los representantes de AUPA ya han manifestado que no desean que esto se limite a un simple juicio mercantil con sanciones económicas, porque su intención es hacer responsables penales a los culpables de la actual situación del Racing.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 18:08 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario