Viernes, 23 de noviembre de 2012

El presidente cántabro y la APR critican a los gestores del Racing

El jefe del Ejecutivo cántabro, Ignacio Diego, se ha reunido con la directiva de la Asociación de Peñas del Racing, encabezados por su presidente Gonzalo Colsa, con quien ha coincidido en criticar a los actuales gestores del Racing de Santander.

"La gestión actual del Racing no es la adecuada", ha subrayado Diego haciéndose eco de la más contundente afirmación de Colsa, quien ha calificado la situación que vive el Racing bajo la gestión de Ángel Lavín y de su consejo de administración de "auténtica desvergüenza que trasciende el ámbito deportivo".

Con estas declaraciones comenzaba la improvisada reunión entre dirigentes de la APR y el presidente de Cantabria, quien sorprendió a los peñistas al recibirles, ya que la intención inicial de los aficionados era sólo la de concentrarse a las puertas del Gobierno regional para expresar su malestar.

Mientras cerca de trescientos peñistas esperaban a las puertas de la sede gubernamental, con una pancarta en las que se leía "SOS Racing. Fuera chorizos" y una bandera de Cantabria con similar lema, Diego y Colsa, junto con sus respectivas comitivas, clarificaron sus posturas en presencia de los medios de comunicación.

Ambos se mostraron de acuerdo en que el Racing se encuentra en una "difícil situación que nace de un complicado entramado jurídico" y también en el rechazo a la actuación que está llevando a cabo el actual consejo de administración designado por el indio Ahsan Ali Syed.

Pero, Colsa y Diego discreparon en cuanto al modo de proceder contra los incumplimientos contractuales del Ali. Diego ha insistido en que el Gobierno, al solicitar el arbitraje ante la Cámara de Comercio de Madrid para que se resuelva el contrato entre el anterior dueño del Racing,Jacobo Montalvo, y el actual propietario, Ashan Ali Siyed, "ha seguido las indicaciones de expertos jurídicos para no incurrir en acciones que podía empeorar aún más la situación del Racing".

Por su parte, Colsa, aún respetando esa decisión, ha considerado no sólo que "se adoptó tarde", sino que hubiera sido más conveniente apelar a dos cláusulas del contrato de compraventa, por las cuales la empresa pública Cantur podía ejercer un derecho de tanteo sobre las acciones hasta que la deuda de WGA (empresa de Ali) quedara satisfecha; y también ceder sus derechos a terceros. Dos vías que el Gobierno desestimó.

El presidente ha reiterado que toda esta situación es fruto del contrato de compraventa que firmaron Ali y el anterior propietario junto con el anterior Gobierno regional que presidía Miguel Ángel Revilla y de que luego el ex consejero de Cultura, Turismo y Deporte, Francisco Javier López Marcano, levantara ante notario la garantía de los derechos que tenía pignorados el Ejecutivo sobre las acciones.

Incluso ha opinado que la concentración de las peñas tenía que haberse convocado ante las sedes del PRC y del PSOE "que son los responsables de la situación", ya que compartían por entonces tareas de gobierno.

Por su parte, Colsa ha llegado a invitar al actual Gobierno regional ha estudiar la posibilidad de "explorar una nueva vía judicial para denunciar por estafa" al anterior presidente del Racing,Francisco Pernía y al resto de su consejo de administración.

Colsa ha recordado a Diego que el Gobierno de Cantabria es acreedor del Racing y que las cuentas de la sociedad regional de turismo Cantur están "lastradas" el crédito participativo de siete millones que firmó para el Racing.

Mientras a las puertas de la sede del gobierno se oía un clamor que decía, ¡Fuera chorizos del Sardinero!, concluía la reunión entre Ignacio Diego y la directiva de la APR, con el compromiso de celebrar una próxima reunión para seguir debatiendo sobre la situación del club y sus posibles soluciones. 

Fuente: As

 


Publicado por Castro2 @ 18:36 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario