Lunes, 19 de noviembre de 2012

El Consejo no se plantea en absoluto irse del Racing

El Racing está a punto de estallar, tanto en lo institucional, como en el aspecto deportivo. Lo vivido el sábado por la tarde en El Sardinero es la ruptura definitiva entre la afición y la Directiva, con altercados públicos y con intentos de agresión al actual Consejode los cántabros.

De todas formas, Francisco Pernía y su acólito Ángel Harry Lavín tienen claro que el pagano de esta situación no es otro que el señor Fabri González, el técnico racinguista que puede ser el cabeza de turco de los directivos para tranquilizar, por el momento, a la afición.

El Racing ha entrado esta jornada en puestos de descenso a Segunda B después de su derrota en El Sardinero y de las victorias de Ponferradina y Huesca. Harry había dejado claro hace unas semanas que si el equipo entraba entre los últimos cuatro clasificados, se revisaría de inmediato el puesto de entrenador.

Reunión de madrugada
El sábado por la noche, después de concluir el partido ante el Villarreal, Harry se reunió con José Campos en un local gastronómico de su propiedad. La intención no era otra que destituir a Fabri. El problema para el presidente racinguista es que esa decisión no la puede tomar él por decisión propia, sino que debe ser Pernía quien definitivamente consuma la postura de destituir a Fabri.

En la jornada del domingo, Francisco Pernía estaba valorando la situación deportiva del Racing e intentando junto a sus asesores externos con el fin de buscar a un entrenador que se haga cargo del club hasta final de temporada. El problema para él es que ningún técnico con cierto prestigio esté dispuesto a dirigir al Racing en estas condiciones, situación por la que la continuidad de Fabri va directamente ligada a que el ex presidente encuentre un sustituto para el técnico gallego.

La afición no cree en Fabri
La ruptura de la afición con la directiva es evidente, pero a esa ruptura hay que sumar que la afición no cree en la posibilidad de que Fabri puede ni siquiera salvar al equipo del descenso a Segunda división B. El entrenador racinguista, como dijo en rueda de prensa esta pasado sábado, no se planeta dimitir, por lo que cualquier salida de Fabri del club cántabro tiene que venir por una destitución.

Por otro lado, el Racing regresa este lunes a los entrenamientos a partir de las 10:00 horas en La Albericia para comenzar a preparar el choque ante el Barça B. De momento, será Fabri el que esté al frente de la sesión, pero como suele ser habitual en el Racing, los lunes es el día en que se producen las destituciones, como pasó anterioremente con Cúper y con Juanjo González, en las últimas temporadas.

Fuente: Marca

 


Publicado por Castro2 @ 19:53 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario