Martes, 13 de noviembre de 2012

Fabri se encierra durante dos horas con sus jugadores 'porque no vamos bien'

La sesión de trabajo de ayer, la primera tras la derrota en Montilivi, comenzó con cerca de dos horas de retraso. ¿El motivo? La larga conversación mantenida por Fabri y los jugadores en los vestuarios del multifuncional 'Nando Yosu' de La Albericia. El técnico gallego se encerró con sus pupilos antes del entrenamiento matinal, algo que no es habitual pero que, según Francis, lejos de un rapapolvo o bronca a la plantilla, fue más bien «una charla de equipo para intentar mejorar de una vez por todas». Según el capitán, simplemente «tratamos de hablar las cosas entre todos porque no vamos bien, estamos en un puesto que no queremos».

Desde su punto de vista, el problema del Racing es «un poco todo». Lo cierto es que quizá, como jugador, «como no salen las cosas no tienes la misma confianza. El equipo quiere, pero hay algo que falta». En todo caso, «la gente es consciente de que tenemos que apretar, espabilar y, en definitiva, mejorar. En ello estamos y tiene que ser ya».

El lateral andaluz, que dice que «hay que ser más valientes, en Segunda no están el Madrid ni el Barça», tiene claro que es necesario empezar a reaccionar cuanto antes porque «nos metemos en una fase de competición en la que puede ser peligroso estar ahí abajo. Lo bueno es que, según explica, «encadenando dos o tres resultados positivos te puedes volver a poner muy cerca de los play-off».

Respecto al duelo concreto de Girona, Francis señala que «tuvimos nuestras ocasiones y llegamos con claridad», aunque reconoce que «las sensaciones no fueron las del día del Alcorcón, cuando se vio un equipo que quería más». Además, el gol encajado llego a raíz de un error defensivo en cadena, algo que «debemos corregir». De ahora en adelante «hay que ser prácticos, un equipo más serio y competitivo».

Mario abandonó la sesión

El entrenamiento, que se prolongó durante una hora más después de la charla, sirvió para ensayar la movilidad, desde la salida con el balón jugado a las combinaciones de ataque. La mala noticia de la mañana se produjo en la portería, y es que Mario se vio obligado a abandonar la sesión tras sufrir una hiperextensión en el codo derecho. Otro joven guardameta, Pablo Herrero, se ejercitó con los profesionales al igual que sus compañeros de equipo Andrés García, Jaime Isuardi, Manuel Sañudo y Quique Rivero.

En la práctica no participaron los tres internacionales, Assulin, Bocanegra y Bouazza, ni tampoco el catalán Dorca. Con permiso del club, se quedó en Girona tras el choque del sábado. El director deportivo, Emilio de Dios, presenció el entrenamiento y se reunió con el cuerpo técnico una vez concluido. La plantilla está citada hoy, a las 10.00 horas, de nuevo en La Albericia. Por la tarde se volverán a ejercitar a las 16.30.

Fuente: El Diario Montañés

 


Publicado por Castro2 @ 18:19 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario