Domingo, 11 de noviembre de 2012

Fabri 'Igual al Racing le falta un entrenador decente'

Visiblemente nervioso durante los noventa minutos, Fabri tampoco pudo ocultar su decepción después de dejar escapar el partido por «un regalo absurdo», precisamente cuando parecía más controlado para el Racing. Muy contrariado, y en ocasiones hasta tenso ante los periodistas, el técnico gallego se atrevió incluso a ironizar acerca de las posibles soluciones para enderezar la dinámica del equipo. «El culpable también puedo ser yo. Igual al Racing lo que le falta es un entrenador decente».

Fabri no tuvo ningún problema en asumir su porción de responsabilidad después de una nueva derrota fuera de casa. «Yo no busco culpables», dijo, antes de flagelarse, como inquilino del banquillo, e indicar que lo que le hace falta al Racing es «trabajar más».

A pesar de todo, el entrenador de los verdiblancos aseguró no estar enfadado por la forma en la que se había desarrollado el encuentro. «Lo que pasa es que soy una persona con sentimientos. Teníamos muy bien controlado todo, jugando bien, y hemos regalado un gol increíble, muy tonto, muy inocente, y nos ha costado un partido que estaba donde queríamos». El lucense, en la misma línea del catálogo de gestos que exhibió en ese preciso momento en el área técnica, se refirió al error defensivo que propició el tanto del Girona como «un regalo absurdo que nos ha hecho mucho daño. Si regalas un gol, pasan estas cosas».

Eso sí, el técnico gallego no quiso concretar y cargar excesivamente contra la labor desarrollada por sus jugadores a lo largo de los 90 minutos. «No tengo nada que reprocharles porque han corrido, han luchado, han hecho dos palos, han jugado muy bien y eso es importante». Además, «su portero -Dani Mallo- ha hecho un partidazo, con grandes paradas».

«Trabajar, trabajar y trabajar, no podemos hacer nada más», reiteró Fabri después de reconocer lo que ya es algo más que una certeza. «En este momento el Racing no es un grande en la categoría, eso es evidente, no hay más que ver la clasificación».

Incidente con un aficionado

El entrenador abandonó la sala de prensa, pero, al igual que le ocurrió en Elche, tuvo que escuchar los reproches de algunos seguidores. En este caso, de los verdiblancos desplazados a tierras catalanas. Uno de ellos le dedicó el siguiente comentario: «Eres la vergüenza del racinguismo». Tras escuchar la frase, el técnico se encaró con el aficionado, hasta el punto de tener que ser separado por miembros del cuerpo técnico y de las fuerzas de seguridad del estadio. Según la versión de uno de los racinguistas presentes en Montilivi, que envió un escrito a este periódico para denunciar el altercado, Fabri llegó incluso a insultar al aficionado.

Fuente: El Diario Montañés

 


Publicado por Castro2 @ 12:23 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario