Martes, 06 de noviembre de 2012

El club intenta cerrar el contrato de Emilio de Dios como director técnico

El asturiano Emilio de Dios, el hombre que junto a Manolo Preciado logró el ascenso del Sporting de Gijón a Primera División, está a un paso de convertirse en el nuevo director técnico del Racing de Santander. En las oficinas del club se negociaba ayer su incorporación al equipo y si bien todavía no existía ninguna firma de compromiso a últimas horas de la tarde, todo parece indicar que en las próximas horas será presentado por Ángel Lavín, presidente de la entidad verdiblanca. Emilio de Dios tiene una amplia experiencia tanto en la faceta de entrenador como en la de director técnico, cargo que ha ocupado durante seis años -antes se llamaba secretario técnico- en la localidad asturiana.
Este gijonés de 41 años supo en tiempos difíciles, junto al técnico cántabro ya desaparecido, por el que apostó fuertemente y al que llevó al equipo, realizar importantes fichajes y aupar al club a Primera. Barral, Diego Castro, Rivera o Botía, llegaron de su mano al club rojiblanco, en una etapa en la que la economía de la entidad no era precisamente boyante, con la Ley concursal planeando sobre la gran empresa de Mareo. De hecho, De Dios sustituía entonces a Eloy Olaya, afectado por un expediente de regulación de empleo, en el cargo de secretario técnico.
Quizás que los últimos fichajes no dieran el resultado previsto, hicieron que el club que ahora preside Manuel Vega-Arango decidiera cesar a De Dios, que lleva ocho meses parado. Eso y la marcha de Preciado, con el que mantuvo una estrecha relación hasta su muerte, a Villarreal.
El que parece va a ser designado para dirigir deportivamente el Racing de Santander empezó su carrera como entrenador de chavales en el colegio Antonio Machado de Gijón para, más tarde, dirigir a los minibenjamines y benjamines del Club Deportivo La Braña.
En la temporada 1994/1995 se incorporó al cuerpo técnico de la Escuela de Mareo, donde su primera misión fue la de entrenar a los benjamines, con los que consiguió en dos años tres campeonatos de Asturias. Tras pasar por los equipos alevín, infantil y cadete fue nombrado responsable del fútbol base de Mareo, junto con Iñaki Tejada, y a codirigir el campus de verano de la escuela con Ramiro Solís. Tras esta etapa, estuvo tres años como segundo entrenador del Real Sporting de Gijón B.
En el año 2006, al comienzo de la intervención judicial del club, sustituyó a Eloy Olaya como secretario técnico y se llevó con él a Manuel Preciado, tras una etapa como técnico del Murcia. Después de seis años en el cargo, fue cesado el día 13 de marzo de 2012.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:29 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario