Martes, 30 de octubre de 2012

Un grupo brasileño comunica a Colsa su interés por comprar el Racing

El empresario brasileño Aurelio Almeida, propietario del club de fútbol brasileño Maringá, mantuvo el viernes pasado una entrevista con el presidente de la Asociación de Peñas Racinguistas, Bernardo Colsa, según adelantó ayer la edición digital de este periódico, para pulsar la opinión «del jefe de la torcida» (la hinchada) sobre su posible desembarco en el conjunto cántabro. Colsa se reunió con Almeida durante media hora en el Hotel Real de Santander. Durante la conversación el brasileño preguntó con quién tenía que hablar para poder trasladar su oferta sobre el conjunto cántabro. Aunque el inversor ya tiene un primer acuerdo con Jacobo Montalvo, con el que también se ha reunido. El empresario madrileño le vendería el club en el caso de que ganase el juicio contra Alí Syed y recuperase las acciones.
No es la primera vez que este peculiar presidente brasileño se pone en contacto en el Racing. El 7 de agosto de 2011, EL DIARIO MONTAÑÉS ya avanzó las negociaciones que por entonces manejaba Francisco Pernía con un grupo venezolano con ramificaciones en Brasil y Estados Unidos. De hecho, en la memoria explicativa que por entonces registraron los administradores concursales en el Juzgado, se hablaba de «un grupo de inversión de Brasil representado por José Dirceu (empresario y expolítico acusado de un presunto delito de corrupción) y Aurelio Almeida». Las negociaciones no llegaron a buen término, aunque se retomaron posteriormente en noviembre de ese mismo año. A esas alturas, Dirceu y Almeida ya se habían desligado de los venezolanos y estadounidenses y negociaban en solitario con el expresidente verdiblanco.
Se da la circunstancia de que el grupo que representaban Almeida y Dirceu visitó Santander para comprobar in situ el club con el que pretendían hacerse. En el mes de julio de 2011 pasaron varios días en la capital cántabra y mantuvieron reuniones con las partes implicadas en el proceso de venta de la entidad. Por entonces, el grupo brasileño era un conglomerado de empresas de diferentes ámbitos, entre los que destacaba su actividad ligada al deporte. Además, incluso tuvieron un encuentro directo con el Gobierno de Cantabria.
Más preguntas
Sin embargo, durante su charla con Bernardo Colsa, el interés de Almeida se centró en saber la opinión de las peñas. Quería conocer cuál sería el hipotético trato que le brindarían los aficionados en caso de llevar adelante su plan para comprar el club. De hecho, preguntó con quién tenía que hablar ahora para poder negociar, si con Alí, Montalvo o Pernía. El asunto del juicio entre el anterior dueño de la entidad, Jacobo Montalvo, y el actual accionista mayoritario, Alí Syed, fue otro de los temas estrella del encuentro.
Pero, las últimas malas experiencias con Dimitry Piterman o el propio Alí fue otro de los puntos que trataron el presidente de la APR y el presunto comprador del conjunto cántabro. Los aficionados ya están escarmentados y no quieren que capítulos del pasado se vuelvan a reproducir. Sin embargo, la llave del posible desembarco la sigue teniendo Syed, que a través del nuevo consejo de administración del club dejó claro nada más ser nombrado el 20 de mayo, que querían «aprobar una ampliación de capital» para permitir «la llegada de un socio capitalista al Racing».

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 19:18 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario